El Ombudsman ¿Efectiva Protección y Defensa de los Derechos Humanos en México?

11925996_1621717858087305_1157614285390261408_n-1Por Nadia Ivette Gutiérrez Hernández /Grupo Crónicas Revista

Al término de las dictaduras militares originadas en el contexto de la guerra fría, inicia el proceso de democratización de los países latinoamericanos con un acentuado proteccionismo de los derechos y libertades individuales. Es así, que la figura del Ombudsman se hizo presente en los diversos regímenes constitucionales, recibiendo la influencia de los modelos español y portugués.

Esta tendencia se extrapoló a México donde la Institución se adopta en 1990 y eleva a rango constitucional en 1992, con la expedición de la ley reglamentaria. Actualmente, los Organismos Protectores de Derechos Humanos (OPDH), se configuran en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y los 33 treinta y tres organismos a nivel local, incluyendo al Distrito Federal.

Entre los elementos característicos de la institución, encontramos la independencia, autonomía (de gestión y presupuestaria), accesibilidad, carácter no vinculatorio de sus recomendaciones, publicidad de su actuación y autoridad moral de su representante. En estos últimos 3 elementos, actualmente reside su fortaleza.

Entre las principales atribuciones del Ombudsman, figura la de recibir quejas de presuntas violaciones a derechos humanos; investigar a petición de parte o de oficio, presuntas violaciones a derechos por actos u omisiones de autoridades administrativas o de los particulares con la tolerancia de aquellas. A su vez, formula recomendaciones públicas no vinculatorias, denuncias y quejas ante las autoridades respectivas.

La experiencia del Ombudsman en México, permite identificar una problemática relacionada con la independencia, la autoridad moral de su representante y la no vinculatoriedad de sus recomendaciones. Por ejemplo, el monto presupuestal anual destinado para su funcionamiento, dependerá de la relación de facto que sostenga con los poderes ejecutivo o legislativo. De ser así, una suma elevada no resulta benéfica a la ciudadanía, ya que su desempeño atenderá tan sólo a intereses coyunturales.

Sucesos recientes como el de Tlatlaya (que sólo alcanzó discusión gracias a la presión de organismos internacionales mientras la CNDH presidida en aquel momento por Raúl Plascencia Villanueva se mantuvo en silencio) han puesto en tela de juicio la independencia del Ombudsman en el ejercicio de su labor protectora. Si la institución no posee la suficiente independencia, carecerá de la autoridad moral necesaria para persuadir a las autoridades de cumplir con las recomendaciones ya de por sí, carentes de imperatividad.

Tan sólo en el informe de labores 2009 de la CNDH, se expuso que de 72 recomendaciones derivadas de un procedimiento de queja, sólo 7 alcanzaron un estado de cumplimiento total. Entre las autoridades destinatarias que encabezan la lista, se encuentra el Secretario de la Defensa Nacional, con una frecuencia de envío de hasta 34 veces.i

Con la reforma constitucional en materia de derechos humanos del 10 de junio del 2011, se intentó fortalecer a las Comisiones de Derechos Humanos, adicionando sus facultades como formular la petición al Senado, para hacer comparecer a la autoridad que se niegue a cumplir con una recomendación a fin de funde y motive dicha decisión. Sin embargo, no se tiene conocimiento sobre algún caso de comparecencia ante el Senado derivado de una negativa de cumplimiento, y tampoco se estipula determinada sanción para la autoridad que no comparezca.

También, resulta incongruente que la facultad de investigación de la CNDH de violaciones graves a derechos, se sujete a la consideración de ciertas autoridades, siendo que son las mismas quienes generalmente vulneran tales prerrogativas.

Sobre las acciones de inconstitucionalidad, tenemos entidades federativas como Michoacán, donde no se tiene registro alguno sobre el ejercicio de tal atribución frente a normas violatorias de derechos humanos.

Ante la debilidad institucional del Ombudsman, encontramos una serie de prácticas en el Derecho Comparado, como referente para el mejoramiento de su función en México. En ordenamientos constitucionales como el Español, encontramos que al Defensor del Pueblo, se le faculta para interponer recursos de inconstitucionalidad y de Amparo si no logra persuadir con su recomendación.

En el sistema sueco, tiene la facultad de supervisión del Poder Judicial, incluso en la interpretación de normas sustantivas. Por su parte, la Defensoría del Pueblo del Perú, puede ejercitar ante el Tribunal Constitucional la Acción de inconstitucionalidad, Acción de Amparo, Hábeas Corpus, Hábeas data, la Acción popular y la Acción de cumplimiento.

En la Constitución Venezolana de 1999, se creó la figura del Defensor del Pueblo como conforma uno de los 5 órganos del poder público nacional; y en Argentina, puede interponer la acción de Amparo tratándose exclusivamente de afectaciones a derechos que engloban bienes comunes o colectivos.

Analizando el modelo de Ombudsman de otros países, es posible inferir la reducida gama de facultades de las que goza en México. Ya la Corte se ha pronunciado sobre la incapacidad del Ombudsman para intervenir como coadyuvante en los juicios de Amparo.ii Mas por otro lado, contempla la posibilidad de reclamar mediante esta vía, actos violatorios de derechos reconocidos constitucionalmente, invocados en una recomendación.iii

El conservadurismo estatal, se refleja en la serie de reticencias impuestas a la operatividad de un organismo “perturbador” del orden competencial establecido. Institución, a la cual que se le ha venido privando de facultades que sí le es posible ejercer en otros países.

Si ante la insuficiencia real de los tribunales de amparo para hacer frente a los conflictos sociales, el ciudadano opta por recurrir a un mecanismo alterno de defensa; lo más prudente es que éste le resulte accesible, gratuito, pero sobre todo eficaz. Es por ello que en los tiempos actuales, el fortalecimiento del Ombudsman no debe ser una alternativa de acción, sino un imperativo para asegurar la efectiva protección a los derechos humanos en México.

No debemos olvidar que la defensa de los derechos humanos con independencia del mecanismo legal utilizado, o del órgano que la ejercite, tiene un fin específico, el respeto por la dignidad humana.

i Consúltese, informe de Actividades de la CNDH, del 1 de Enero al 31 de Diciembre de 2009, México, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, 2010, p. 42. Visible en: http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/informes/anuales/2009.pdf

ii Consúltese, Tesis II.3o.A.3 K, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, t. XIX, Enero de 2004, p. 1474.

iii Consúltese, Tesis II.2o.P.68 P, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, t. XVIII, Agosto de 2003, p. 1737

BREWER CARIAS, Allan B., El Fortalecimiento del Ombudsman en América Latina y su rol como factor de democratización. Visible en http://www.catedradh.unesco.unam.mx/BibliotecaV2/html/Ombudsman.html

CÁMARA ARROYO, Sergio, y LUNA CERVANTES, Eduardo. Mejores Prácticas del Ombudsman en Iberoamérica, Madrid, Dykinson, 2009.

COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, Vida Internacional de la CNDH, México, Comisión Nacional de Derechos Humanos, 2005.

FIX-ZAMUDIO, Héctor, Protección Jurídica de los Derechos Humanos, Estudios comparativos, 2a Edición, México, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, 2009.

GIL RENDÓN, Raymundo. El Ombudsman en el Derecho Constitucional Comparado, México, Mc Graw Hill, 2004.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de febrero de 1917.

Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo del Perú, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 7 de mayo de 1981, visto en http://www.oas.org/juridico/spanish/per_res8.pdf

Código Procesal Constitucional de Perú, Ley 28237, publicada en el Diario Oficial “El Peruano”, el lunes 31 de mayo de 2004. Visible en: http://www1.umn.edu/humanrts/research/Peru-Codigo%20Procesal%20Constitucional.pdf

Constitución Española de 1978, publicada en el Diario Oficial el visto en internet http://www.congreso.es/docu/constituciones/1978/1978_cd.pdf el 16/10/2014, a las 13:30 hrs.

Constitución Política Bolivariana de la República de Venezuela, disponible en: http://www.tsj.gov.ve/legislacion/constitucion1999.htm