Por Alberto Nájar

Fuente: BBC Mundo, 7 de octubre 2015

151007215621_benicio_del_toro_sicario_cine_cannes_getty_624x351En la película Sicario, el actor puertorriqueño Benicio del Toro derrota a una peligrosa banda del narcotráfico, que impone su ley en la frontera de México con Estados Unidos.

La cinta, que no se ha estrenado en México, ha recibido buenas críticas en Estados Unidos, e incluso se ha colocado como una de las favoritas de cara a los premios Oscar.

Pero en la vida real las batallas que enfrenta el filme, dirigido por Denis Villeneuve, no son tan sencillas.

Enrique Serrano Escobar, alcalde de Ciudad Juárez, donde se desarrolla la trama, encabeza una campaña para que no se vea la película.

El presidente municipal reconoce que no ha visto la película, que se presenta en diciembre en las salas cinematográficas de México.

Pero asegura que leyó unas partes del guion y con eso fue suficiente para promover el boicot.

“Es historia”

La película, le dice a BBC Mundo, presenta como actuales una época de violencia que ya fue superada.

Image caption

La actriz Emily Blunt participa en el filme.

“Es como si sacaran un cortometraje hablando mal de sus hijas”, explica.

“Estamos defendiendo el prestigio, el honor de la ciudad. El problema es que presentan esa película como si fuera la realidad actual de nuestra ciudad, y no como un hecho histórico, que lo es”.

Mientras, la controversia sube de tono.

Vecinos de Ciudad Juárez han realizado varias protestas, especialmente en los puentes internacionales que comunican con El Paso, Texas.

“Todavía es peligrosa”

Lionsgate, la compañía distribuidora del filme en EE.UU., no respondió a la petición de entrevista enviada por BBC Mundo para que dieran su opinión sobre la polémica.

En cualquier caso, en una entrevista con un medio estadounidense, el director del filme, Denis Villeneuve, explicó que por razones de seguridad, decidieron no rodar la película en Ciudad Juárez y tan sólo tomaron vistas aéreas de la ciudad.

“Juárez es todavía una de las ciudades peligrosas del mundo”, dijo Villeneuve en declaraciones recogidas por la revista Entertainment Weekly.

El director canadiense también explicó que el guionista Taylor Sheridan llevó a cabo una exhaustiva tarea de investigación, que incluyó trabajar en el área en la que transcurre la película junto periodistas y junto a un agente del FBI, en el que está basado el personaje que interpreta Emily Blunt.

151007220016_sicario_pelicula_cine_ciudad_juarez_benicio_del_toro_credit_624x351En cualquier caso, Villeneuve aclaró que el filme no se basa en hechos reales.

“Es una anticipación. Podrían pasar pero todavía no sido así”, señaló el realizador.

¿Realidad?

Sicario cuenta la historia de una agente del FBI, protagonizada por Emily Blunt, que se alía con un consultor de seguridad con un pasado cuestionable para atrapar al líder del mayor cartel de la zona.

El socio de la agente federal estadunidense es encarnado por Benicio del Toro. El actor ha dicho que el filme se basa en hechos ocurridos en la realidad.

La película muestra escenas aéreas de barrios marginados de la ciudad, así como enfrentamientos en las calles, asesinatos y cadáveres dentro de paredes.

Delincuentes y policías aparecen mezclados, como si fueran un equipo.

Pero eso ya se acabó, dicen los vecinos inconformes y también el alcalde.

“Lo que describe pudiera ser similar a lo que se vivió hasta 2010 más o menos, pero hemos avanzado mucho en la recuperación de la paz, estamos muy lejos de esos escenarios”, dice Serrano Escobar.

Antes

Entre 2007 y 2011, la población fronteriza con Estados Unidos fue considerada una de las ciudades más violentas del mundo.

Más de 9.000 personas murieron como saldo de la guerra entre los carteles de Juárez y Sinaloa para controlar las rutas de tráfico de drogas.

Durante 2010, el período de mayor violencia, la morgue no se daba abasto para recibir los cuerpos de personas asesinadas.

En algunos hospitales las reservas de sangre para atender a los heridos se terminaron por momentos.

Ahora la realidad es otra, afirma el presidente municipal.

Hoy

El promedio de homicidios es de entre 20 y 30 al mes, cuando hace unos años era de 350.

En los últimos 2 años no se ha denunciado un solo secuestro y los niveles de extorsión se redujeron casi a cero.

Detrás de estos números existe una estrategia especial de seguridad del gobierno federal, llamada “Todos somos Juárez”, que desplegó a miles de soldados y policías en la zona.

Las autoridades afirman que la violencia en Ciudad Juárez ha descendido.

También se aplicaron programas para rescatar espacios urbanos controlados por la delincuencia y se promovió la participación ciudadana en actividades escolares y culturales.

En tres años, la inversión pública superó los 6.000 millones de pesos, unos US$364 millones.

Decenas de sicarios y jefes de pandillas y bandas de narcotráfico fueron detenidos, como el líder del Cartel de Juárez, Vicente Carrillo Leyva.

Pero no es todo. Según especialistas, uno de los elementos que más contribuyó a la pacificación del lugar fue que el Cartel de Sinaloa, encabezado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, ganó la guerra.

“Defendemos el honor de la ciudad”, dice el alcalde Enrique Serrano.

“A lo mejor hasta les genera más publicidad y provoca un efecto contrario”, reconoce el alcalde.

“Pero como presidente municipal me toca defender la dignidad de nuestra ciudad, más cuando quedaron muchas familias lastimadas, heridas. Se perdieron muchas vidas en esta guerra”.

Por lo pronto, Serrano Escobar prepara una denuncia por daño moral contra los productores de Sicario.

El juicio se promoverá en las cortes estadunidenses. Si obtienen alguna indemnización la utilizarán para atender a víctimas de la violencia, asegura.

Controversia

Sin embargo, no todos están de acuerdo con el funcionario.

Peter Svarzbein, regidor en la vecina ciudad El Paso, Texas, le dijo a medios locales que el filme debe verse “con ojos críticos” porque muestra la realidad de la frontera.

La película es una de las favoritas a los premios Oscar.

“Es mejor tener una discusión racional sobre el tema: boicotearla no nos lleva adelante”, dijo al periódico local El Diario.

Mientras, en los mercados sobre ruedas, los discos con la versión “pirata” de Sicario son de los más vendidos.

Hasta ahora no está claro si funcionarán el boicot y la denuncia que promueve el alcalde a la película.

“Pero si no se logra nada no le hace. Nosotros cumplimos defendiendo a la ciudad”.