Agencias

Las movilizaciones magisteriales que se dieron en contra de la reforma educativa del gobierno federal, culminaron con el levantamiento de las barricadas humanas la carretera Zapata-Escárcega y la Villahermosa-Frontera.

1321977Durante toda la mañana la CNTE incomunicó por vía terrestre a Tabasco del resto del país, bloqueando los principales accesos y salidas del estado. Aunque el conato de violencia más intenso se dio al medio día en la carretera Villahermosa-Escárcega a la altura del poblado Chablé, en el municipio de Emiliano Zapata, –cerca de la caseta de cobro–, cuando la policía dispersaba a los manifestantes con gas lacrimógeno.

Ahí se reportaron varias personas heridas y golpeadas, que fueron atendidas en el centro de salud de Villa Chablé y como no se daban abasto, con doctores particulares.

Uno de los manifestantes registró un fuerte golpe en la boca, cuando le cayó una artefacto de gas lacrimógeno, lo cual le generó una herida que necesitó doce puntos de sutura.

También un bebé y su madre resultaron intoxicados, así como otros dos maestros con heridas que se atendieron de golpes en el cuerpo en el consultorio de un médico particular.

Asimismo, hubo reporte de varias personas intoxicadas a raíz de la barricada con llantas que montaron los profesores de la CNTE, que luego quemaron y cuyas llamas alcanzaron decena de metros de altura.

1321984Los manifestantes también liberaron la carretera Villahermosa-Frontera, –puerta al sureste desde Tabasco y que conduce a Campeche, Yucatán y Quintana Roo–, donde también se registraron hechos violentos durante el bloqueo.

Ahí los taponeos de la Coordinadora fueron intermitentes, aunque se formaron a lo largo de la mañana y hasta esta tarde enormes filas de vehículos transportistas y de carga que permanecieron varados y tuvieron retrasos importantes en sus operaciones.

Otro taponeo donde hubieron empellones, descalabros e intoxicados fue en la carretera Villahermosa-Macuspana, a la altura de la caseta de cobro, adelante de la Universidad Olmeca, donde para disolver el bloqueo los antimotines en varias ocasiones arrojaron artefactos de gas lacrimógeno en contra de los manifestantes, dejando varias personas intoxicadas.

Donde los maestros de la CNTE realizaron manifestaciones pacíficas fue en la caseta de cobro de la carretera Cárdenas-Agua Dulce, que permaneció tomada por al menos 100 maestros, solo que la protesta se hizo a las orillas para no entorpecer el paso de los vehículos.