Agencias

Mucha incertidumbre alrededor del considerado “el hombre más peligroso del mundo”, Abu Bakr al Baghdadi, después de que un bombardeo iraquí atacara a un convoy en el que podría viajar el líder del Estado Islámico.

Al menos ocho figuras de alto nivel del Estado Islámico han muerto en un ataque aéreo al oeste de Irak. El bombardeo habría alcanzado una reunión de altos cargos del grupo terrorista así como, a un convoy en el que viajaba, entre otros, Abu Bakr al-Baghdadi. En un primer momento los medios se hacían eco de que Baghdadi podía encontrarse en el convoy afectado y podía haber perdido la vida. Sin embargo, horas más tarde desde el Gobierno de Irak confirmaban que la posibilidad de que Baghdadi se encontrara en el convoy era muy baja y que este podría haber escapado en otro vehículo.

El Ejército iraquí había declarado que Al Baghdadi había sido evacuado en un coche tras el bombardeo. “Tras evaluar toda la información que recibimos de nuestras fuentes, es más probable que el convoy que alcanzamos no transportara a Abú Bakr al Baghdadi”, afirmaba un responsable iraquí, que añadía que continuaban “realizando intensos esfuerzos por aclarar la situación”.

Desde Estados Unidos niegan tener cualquier tipo de información sobre el estado de salud de Bagdhadi según informa The New York Times.

Sin embargo, pese a que fuentes sanitarias habían apuntado a que el líder del grupo terrorista no figuraba entre las víctimas del bombardeo, según Sputnik, el califa del grupo yihadista se encontraría entre los heridos del ataque aéreo y estaría hospitalizado en el barrio de Al Qaim. Según ha informado una fuente local al medio combatientes del Estado Islámico estarían protegiendo a su líder rodeando el hospital en el que este se encuentra.

1,3 millones de dólares por la cabeza del líder del EI

Desde que cogiera el timón del grupo terrorista Abu Bakr al-Baghdadi solo ha aparecido en público una vez, en junio de 2014 en una mezquita en Mosul. En su aparición el líder del EI pedía a todos los musulmanes obedecerle y unirse al califato. La cabeza del líder tiene el precio de 13,6 millones de dólares según informa ABC News. Aunque sí que ha vuelto a hacer llamamientos al pueblo musulmán mediante audios.

No es la primera vez que “matan” a al-Bagdhadi

No es la primera vez que un ejército se hace con el mérito de haber terminado con la vida del líder del EI. Ya en abril del 2015 el régimen de Irán anunciaba haber interceptado al comandante de la banda terrorista y haber terminado con su vida, y no sólo eso, si no que también se aseguraba que el grupo terrorista ya tenía nuevo líder. Sin embargo, 20 días después del anuncio el grupo terrorista negó la muerte de su líder y presentaba un audio en el que Baghdadi, pedía a los musulmanes la “tomar las armas”. Bagdhadi ha conseguido sobrevivir a un año de bombardeos de la coalición internacional contra su califato que dirige Estados Unidos. Las noticias de la muerte del líder del Estado Islámico ya han sido comparadas por muchos como las numerosas ocasiones en las que se habló de la muerte de Bin Laden. De hecho, el líder ISIS ya es considerado como el nuevo Bin Laden por sus éxitos tanto dentro como fuera del campo de batalla.