Agencias

Un Tribunal de Garantía ordenó poner en libertad al bombero Luis Antonio Holguín Martínez, señalado por la Fiscalía Estatal como sospechoso de haber participado en la matanza ocurrida en febrero pasado en la colonia Felipe Ángeles, al considerar ilegal la detención y retención ordenada por el Ministerio Público.

La juez Carmen Leticia Ruiz Prieto señaló que no se cumplían los supuestos de la detención en caso urgente, pues han transcurrido casi 10 meses desde la matanza y Holguín Martínez ha permanecido en la ciudad y tampoco se puede decir que fue cómplice porque envió unos mensajes a través del celular de los cuales se desconoce cuál era el contenido y la redacción.

En su turno, un agente del Ministerio Público señaló a la juez que la noche en que cinco personas fueron asesinadas y tres resultaron heridas afuera de una casa ubicada en las calles Tabasco y Norzagaray, el bombero estuvo ahí y preguntó quiénes eran unos invitados; al saber que venían del Valle de Juárez, expresó que eran “chapulines” y luego envió varios mensajes de texto.

La juzgadora ordenó poner en inmediata libertad a Holguín, quien lloró al escuchar el veredicto.

Antecedentes del Caso

Ayer, la Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer el arresto de dos hombres a los que acusó públicamente como participantes en la masacre registrada el pasado 7 de febrero en una vivienda donde se celebraba una fiesta.

Luis Antonio Holguín Martínez, de 22 años de edad, e integrante del Departamento de Bomberos, fue quien “puso el jale”, mientras que Armando Maldonado Lozoya, de 37 años, “halconeó”, de acuerdo a las labores de investigación e inteligencia que hace públicas la FGE a través del comunicado de prensa número 09-576.

El ataque a la residencia que se encuentra ubicada en la calle Tabasco número 2121 y bulevar Bernardo Norzagaray, de la colonia Felipe Ángeles, duró más de 20 minutos de acuerdo a la versión de los testigos y durante todo en ese lapso no hubo intervención policiaca, pese a los múltiples llamados de auxilio que realizaron los habitantes del sector.

En el lugar murieron Adrián Martínez Pérez, Eduardo Esparza Domínguez, Daniel García Velázquez, Oscar Esparza Domínguez y Hazael Fernando Esparza Gallegos; además resultaron heridas tres personas más.

Por estos hechos ya habían sido detenidos Alfredo Velázquez García, Gabriel Gustavo Ramírez López, Luis Manuel Barraza Torres y Ramón Gabriel Verdín Uvalle, quienes se encuentran vinculados a proceso penal por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.