El Universal

Debido al ajuste al gasto público, el próximo año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) compensará su tarea fiscalizadora con auditorías electrónicas para seguir atacando la simulación de operaciones y prácticas fiscales agresivas que llevan a cabo las multinacionales.

“En el SAT, como en otras dependencias de Gobierno, estamos sujetos al recorte presupuestal que nos impide crecer la plantilla; tenemos alrededor de 5 mil y 6 mil auditores que tienen en promedio siete auditorías por año, nos da 35 mil actos, cuando mucho 40 mil actos de auditoría”, dijo el jefe del recaudador de impuestos, Aristóteles Núñez.

“No tendríamos la posibilidad de utilizar mayor capacidad fiscalizadora, sino es a través de las nuevas tecnologías, por lo cual lo que tendremos que hacer nuestra tarea más asertiva”, señaló durante una reunión con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados

Por medio de esas revisiones, señaló que podrán identificar a quién está evadiendo y dejar de molestar a quién está cumpliendo correctamente con sus impuestos. Además, informó que el siguiente año se llevarán a cabo 12 mil auditorías especiales electrónicas.

“Tenemos programado hacer los mismos actos que este año, pero de una manera más asertiva. La estrategia en 2015 fue dirigida a quien está haciendo operaciones simuladas y planeaciones agresivas, con el ánimo de inhibir a quien lo estaba haciendo, pero también con el ánimo de sancionarlo”, explicó.

Explicó a los legisladores que el próximo año se hará un equilibrio de la estrategia, “vamos a seguir atacando planeaciones agresivas, esas operaciones simuladas, pero también seguiremos haciendo lo que en 2014 fue muy redituable”.

Adelantó que el paquete es hacer al menos 25% de lo que realizan tradicionalmente, es decir por lo menos 12 mil auditorías especiales electrónicas, y está “aparejado con quien hoy está cumpliendo con la contabilidad electrónica y que dé lugar a que sea susceptible de que sea auditado”.

El jefe del SAT precisó que el ajuste al presupuesto del SAT será de 20%. “Tenemos un presupuesto de alrededor de 13 mil millones de pesos; 90% es nómina, y estamos viendo cómo evitar afectar a la planta de auditores, de oficiales de comercio exterior, notificadores y ejecutores”, estableció el funcionario.