Agencias

Catorce ex jefes de Estado que pertenecen al Club de Madrid pedirán este lunes condicionar la renovación del mandato de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a la liberación de los opositores detenidos por el régimen chavista y a la aceptación de una misión independiente que observe los comicios legislativos del 6 de diciembre.

La solicitud será formulada a la Asamblea General de la ONU debido a que “la concentración de poder y la falta de independencia judicial en Venezuela han permitido que el gobierno intimide, censure y persiga a críticos”, sostuvo un comunicado de prensa divulgado este lunes.

En la votación, que tendrá lugar el 28 de octubre, Venezuela competirá con Ecuador, Panamá y Bahamas. Tres de estos países representarán a América Latina y el Caribe en el Consejo de DDHH durante un lapso de tres años.