Fuente: Elle /Moda

¿Debería acotarse más el concepto de ‘prêt-à-porter’ o hay que dejar margen a que los creativos se expresen como mejor sepan? ¿Cuándo un desfile deja de ser moda para convertirse en una performance conceptual? ¿A favor o en contra de utilizar la pasarela como catapulta de protesta política y social?

Rick Owens

Ha sido uno de los últimos motivos por los que estas preguntas vuelven a hacer sombra al concepto de la moda. Su última colección dentro del calendario de prêt-à-porter ha vuelto a levantar ampollas entre los partidarios de que es una tomadura de pelo y los que piensan que es otra genialidad del polémico creativo.

Lo cierto es que no es la primera vez (y probablemente, tampoco será la última) en la que el diseñador rompe los esquemas. Hace tan sólo unos meses, en el marco de las pasarelas de hombre de febrero, exponía a los modelos con diseños rasgados que dejaban ver los genitales.

En esta ocasión, las modelos que caminaban sobre la pasarela cargaban con otras cogidas de forma inversa a hombros. ¿Moda o arte conceptual? El diseñador, que ha declarado que lo que más le inspira es la arquitectura, quizás debería replantear un marco mejor para mostrar su arte.

Mientras tanto, París sigue acogiéndolo y la polémica sigue manteniendo vivas sus propuestas.