Agencias

Con caballos y hasta tractores, cientos de campesinos de diferentes municipios bloquearon ayer lunes, por más de 10 horas los carriles de importación y otros tres de automóviles en el puente internacional De las Américas, lo que colapsó el tráfico en todos los cruces internacionales.

En su exigencia de atención al campo, un sector que aseguraron está en crisis, los agricultores de diversas organizaciones provocaron con su protesta filas kilométricas de tráileres y vehículos del lado americano que pretendían ingresar a esta frontera.

Enojados y fastidiados por el congestionamiento que los mantuvo varados por horas, transportistas y conductores comenzaron a salirse de las filas e irse a otros cruces, lo que causó también el colapso en los puentes Zaragoza y Lerdo.

El bloqueo comenzó desde la una de la tarde y cerca de las 10:00 de la noche la situación se tensó. Federales a bordo de sus unidades y con equipo antimotines, amagaron con retirarlos por la fuerza, mientras que los agricultores los enfrentaron encendiendo sus 15 tractores que tenían en la joroba del puente.

Ambos se mantuvieron a la expectativa por alrededor de media hora y alrededor de las 10:40 de la noche los manifestantes aceptaron retirarse de manera pacífica ante la promesa de las autoridades federales de atender su problemática la próxima semana.

Heraclio Rodríguez, de la organización El Barzón dijo que el martes 4 de noviembre tendrán una reunión en la Ciudad de México con los titulares de Sagarpa, Energía y Economía y de miércoles a viernes presentarán y abordarán en mesas de diálogo sus propuestas para abatir el dumping en la manzana y la leche.

En el bloqueo de ayer participaron miembros de El Barzón, Unión Campesina Democrática, Agrodinámica Nacional, Unión de Trabajadores Agrícolas Fronterizos, productores menonitas y otros organismos como exbraceros, la Asamblea Popular Paso del Norte y un grupo de simpatizantes del movimiento de Ayotzinapa.

Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente nacional de El Barzón, dijo que el campo se encuentra en crisis por los bajos precios de sus productos.

A eso se suman los altos costos de la electricidad, del diesel, de la semilla y los fertilizantes, además del ingreso al país de grandes cantidades de productos estadounidenses que desplazan a los nacionales, agregó.

Los cientos de productores agropecuarios de varios municipios del estado llegaron a las 12:06 horas del mediodía al parque El Chamizal.

La caravana comprendió pickups, tráileres, tractores y remolques con caballos, mismos que enseguida se estacionaron en calles del parque.

Los manifestantes instalaron un sistema de sonido junto al monumento de las banderas, en Abraham Lincoln y Rafael Pérez Serna e hicieron un mitin, en espera de que llegaran más manifestantes para subir al puente internacional.

Unas 10 patrullas de la Policía Federal y dos de la Policía Fiscal del Sistema de Administración Tributaria (SAT) fueron apostadas en los carriles de norte a sur, a unos metros de la bajada del puente internacional Córdova de las Américas, para impedir el acceso a los vehículos de los campesinos.

Para esto se desviaba el tráfico que venía de norte a sur hacia las calles de El Chamizal.

Los policías federales informaron a los manifestantes que no les permitirían subir con tractores porque iban a invadir varios carriles y así afectarían a la ciudadanía.

Sin embargo, en forma sorpresiva, los agricultores encendieron los motores de 15 tractores, ‘brincaron’ el camellón y tomaron el cuerpo sur-norte donde aceleraron rumbo al puente.

Fueron acompañados por unos 20 hombres a caballo, además de una mujer que llevaba una Bandera Nacional, mismos que emprendieron el galope junto a los vehículos.

Subieron a la cima y bloquearon tres de los cuatro carriles de norte a sur, pues dejaron uno para que los ciudadanos pudieran regresar a Ciudad Juárez, pero cerraron todos los de importación. Los policías federales fueron sorprendidos con la maniobra y nada pudieron hacer.

Ante la protesta, autoridades paseñas cerraron las garitas de ingreso a México y desviaron el tráfico hacia los otros cruces internacionales.

Jesús Emiliano García, miembro de la Unión Campesina Democrática, informó que de inmediato, una vez que se posesionaron del cuerpo norte-sur del puente y de los dos carriles de importaciones, las autoridades federales establecieron comunicación con ellos.

Hay otros movimientos simultáneos en otras partes del país y todos ejercen al mismo tiempo una presión contra el Gobierno federal, expresó.

Afectan a fronterizos

Miles de automovilistas que intentaban cruzar de El Paso a Ciudad Juárez por el puente internacional Córdova–Américas sufrieron los estragos y caos causado por el bloqueo de los campesinos, quienes bloquearon el acceso de entrada a México en protesta por el incremento a las tarifas de electricidad y el hostigamiento que sufren por parte de las autoridades de ese país.

Exasperación, coraje, fastidio e impotencia se apoderaron de los usuarios del cruce internacional que durante la mañana, tarde y noche intentaron seguir su camino a México por esa vialidad y se toparon con  la protesta.

El caos vial y la desesperación se extendieron al resto de los puentes Zaragoza, Lerdo y Santa Teresa ante el afán de los guiadores por internarse a territorio mexicano, lo que causó largas filas y lentitud en los cruces.

“Ya ni la hacen. Está bien que protesten pero que permanezcan en el bloqueo por horas sí nos afecta seriamente”, dijo  David García, quien como muchos mantuvo la espera en las inmediaciones del puente durante un largo tiempo con la esperanza de la reapertura temprana.

Jaime Durán, otro de los automovilistas mostró su indignación y cuestionó la acción de los barzonistas. “Si en realidad quieren hacer ruido, que le peguen directo a los fleteros o se aposten en los puentes de paga para que los escuchen las autoridades”.

Para él, al igual que otros guiadores, la afectación va contra el pueblo y no contra las autoridades, puesto que escogen precisamente el puente libre donde miles de personas que lo cruzan acuden a El Paso para asuntos particulares, diversión o educación.

Para Jesús Torres, este tipo de acciones son un fastidio para la comunidad fronteriza, puesto que si bien es cierto que la  libre expresión es un derecho ciudadano, no debe darse afectando a terceros.

“Es válido que lo hagan en un tiempo prudente donde la gente apoye sus demandas pero su presencia fastidia al permanecer más tiempo y ese apoyo se transforma en coraje en su contra por el daño que ocasionan”, expresó el padre de familia que concluyó su jornada laboral a las 14:00 horas y aun pasadas las siete de la tarde no podía cruzar la frontera.

Pero no solamente el coraje se vertió contra los campesinos manifestantes sino contra los guardianes del orden que bloquearon varias arterias que desembocan a las garitas federales.

“Son unos abusones y maleducados los de la Border Patrol que en lugar de orientarnos e informarnos de lo que pasa, nos regañan y nos gritan para que aceleremos y no detengamos el tráfico”, expresó Nicolás Basurto, quien después de permanecer horas en línea se topó con los agentes que le pidieron de una manera prepotente retornar ante el cierre del cruce.

Las personas manifestaron que ante el cierre temporal les faltó aplicar una estrategia vial ya que los conductores que venían por la US54 de norte a sur  para dirigirse a Juárez no tenían indicación del incidente y eran regresados hasta llegar a las garitas. De igual forma se dio en el puente del spaghetti bowl, que durante la tarde se vio saturado de automóviles.

“Faltaron agentes en ese lugar y pues al circular ya no teníamos opción de regresarnos”, indicó Jaime Escalante, quien se dirigía a Juárez para visitar a su familia.

Durante horas, decenas de tractocamiones también se mantuvieron varados a lo largo de la calle Paisano hasta la Cotton en espera de la reapertura.

“Aunque están en fila estos tráileres son una monserga porque tapan la visibilidad y obstruyen las entradas y salidas de los negocios asentados en esta avenida”, dijo la señora Delia Cruz, quien tuvo que esperar durante más de 45 minutos para poder salir de un establecimiento comercial.

“Creo que son más de dos kilómetros de fila de tractocamiones y pues aquí nos esperaremos hasta que lo abran. Aquí almorzamos, comimos ya  lo mejor hasta cenamos”, dijo Mario López, uno de los choferes que ya tenía seis horas estacionado sobre esa vialidad. (H. Carrasco/ J. Torres / El Diario)

hcarrasco@redaccion.diario.com.mx/ jtorres@diariousa.com

En cifras

  • 1:00 de la tarde, decenas de campesinos toman los carriles de importación en el Puente Internacional Córdova-Américas
  • 40 tráileres quedaron varados cuando intentaban cruzar de Estados Unidos a México
  • 100 mdd estiman las pérdidas de transportistas

Los manifestantes

  •  El Barzón
  •  Unión Campesina Democrática
  •  Agrodinámica Nacional
  •  Unión de Trabajadores Agrícolas Fronterizos
  •  Productores menonitas
  •  Exbraceros
  •  Asamblea Popular Paso del Norte