Associated Press

La fiscalía alemana acusó a seis empleados de la fabricante de armas Heckler & Koch por violar las leyes de exportación y enviar armamento a México entre 2006 y 2009.

Los procuradores en Stuttgart informaron el jueves que los acusados son un ex representante de ventas en México, otros tres funcionarios de comercialización y dos ex gerentes.

Fueron acusados por su papel en 16 entregas al país entre 2006 y 2009 pese a tener conocimiento de que las armas y partes eran enviadas a estados mexicanos que no estaban cubiertos dentro de los permisos de exportación alemanes.

Se abandonó la investigación contra otras 13 personas.

Por medio de un comunicado, Heckler & Koch informó que “tomó nota” de la decisión de la fiscalía y resaltó que en 2012 inició una averiguación externa al caso que proveyó de resultados a los investigadores.