Agencias

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dio a conocer el nuevo rango de crecimiento previsto para la economía para este año que pasó de 1.7 y 2.5% a 1.9 y 2.4% y para 2016 quedó igual entre 2.5 y 3.5%.

Para 2017 se espera un crecimiento de entre 3 y 4%.

Explicó que lo anterior obedece a una tendencia gradual hacia una mayor actividad económica mundial y la reactivación de Estados Unidos así como a una mayor contribución de las reformas estructurales.

Durante la presentación del informe trimestral de la inflación reconoció que la economía mexicana no ha terminado de despegar plenamente a pesar de los buenos resultados de algunos sectores.

Dijo que después de haber presentado una convergencia a la meta permanente de 3%, la inflación general registró descensos adicionales.

Comentó que la evolución de la inflación se ha dado en una coyuntura económica difícil.

Apuntó que la actividad económica global ha continuado debilitándose.

En los mercados financieros internacionales continúa la incertidumbre respecto al proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos, destacó.

Lo anterior se reflejó en una reducción de flujos de capitales hacia las economías emergentes, como parte de la postergación del inicio de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos.