Por  Vindu Goel y Sydney Ember / New York Times

Conforme los ataques en París seguían desarrollándose el viernes por la noche, los sitios de medios sociales fungieron como fuentes de información más allá de las noticias.

Facebook activó su herramienta de comprobación de seguridad, la cual permite a los usuarios que se encuentran en áreas afectadas por alguna crisis indicar que ellos u otros se encuentran a salvo. Facebook creó la herramienta para ayudar en tiempos de crisis, según indicó una portavoz, Anna Richardson White, ayer sábado, y la ha activado en cinco ocasiones en el último año debido a desastres naturales. Sin embargo, ésta fue la primera ocasión en que la activó para algo semejante.

“La gente va a Facebook para ver cómo están sus seres queridos y recibir actualizaciones; para eso creamos la comprobación de seguridad y para eso la activamos para las personas en París”, dijo White.

White agregó no contar con el número de las personas que utilizaron la herramienta, la cual seguía en funcionamiento ayer sábado.

Facebook también está ofreciendo un marco para la fotografía de perfil a nivel mundial en su página oficial.

“Le estamos ofreciendo a nuestra comunidad la posibilidad de cambiar sus fotografías del perfil para que muestren su apoyo hacia Francia y las personas de París”, dijo White.

Por su parte, Twitter activó Moments, su nueva herramienta con la que destaca las principales publicaciones noticiosas sobre los ataques, además de las oraciones y buenos deseos publicados por celebridades de todo el mundo, desde las actrices Salma Hayek y Emma Watson hasta los candidatos presidenciales Donald Trump y Hillary Rodham Clinton. Jack Dorsey, presidente ejecutivo de Twitter, se limitó a publicar dos palabras en su red social –“Demasiado terrible–, con un vínculo a una de las colecciones de Moments.

La noche del viernes, Twitter rápidamente recurrió a un tablero de mensajes con información para ayudar a personas en París a ponerse a salvo. El hashtag #PorteOuverte (“puerta abierta”) se convirtió en vehículo para ofrecer refugio a quienes lo necesitaran en París. Un portavoz de Twitter, Christopher Abboud, comentó el sábado que en 10 horas se publicó 1 millón de tuits con el hashtag.

Por su parte, el hashtag #prayforparis, de acuerdo con Abboud, fue incluso más popular, con 6.7 millones de publicaciones en 10 horas. Y el hashtag #StrandedInUS (“varado en EU”) fue muy utilizado en Estados Unidos para ayudar a los franceses cuyos vuelos fueron cancelados.

Twitter también se convirtió en un lugar para ofrecer apoyo a la gente de París.

Un tuit decía: “Mi corazón está con el pueblo de París esta noche. Les mando todo mi amor y espero que nadie más resulte lesionado #amorypazparaparis #queestenbien”. Uno más decía: “Todo esto es muy triste. Es lo único que puedo decir. Pienso en los ciudadanos de Francia y de París en particular. LIBERTÉ, ÉGALITÉ, FRATERNITÉ” (Libertad, igualdad, fraternidad).

Conforme la noche siguió avanzando, prácticamente las publicaciones en Twitter y Facebook que no tenían que ver con el tema parecían estar fuera de lugar.