Cuando estás a punto de formar una banda, en aquellos años de secundaria adolescente y sueños de rockstar, uno siempre quiere ser el frontman. Aquella persona que se para en los escenarios y con su enorme personalidad y su melódica voz encanta los corazones de millones de fanáticos. Eso, evidentemente nunca pasa en la secundaria y de hecho rara vez encuentras a niveles profesionales alguno que encante tanto como lo hizo Freddie Mercury.

El estatus del vocalista de Queen como uno de los más grandes cantantes de la historia del rock es incuestionable. Su inmenso rango vocal y energía frenética le hicieron diferenciarse de cualquier otra persona, todos querían ser como él. Tristemente, como suele suceder con las grandes leyendas, el tiempo que estuvo con nosotros fue poco y Freddie Mercury moriría por complicaciones de SIDA en 1991.

A manera de homenaje, nos gustaría echar un vistazo a algunas de sus mejores presentaciones en vivo. Recordemos porqué es que Freddie Mercury es uno de los mejores frontman que el mundo jamás haya visto.

Fat Bottomed Girls – Milton Keynes, 1982

Keep Yourself Alive – Munich, 1978

Somebody To Love – Montreal, 1981

Don’t Stop Me Now – Hammersmith, 1979

Live Aid – Wembley, 1985