Agencias

Representantes de los países de la OTAN se reunirán hoy, a las 16:00 GMT, en una convocatoria extraordinaria a petición de Turquía tras el derribo de un avión de combate ruso en la frontera entre turco-siria, según ha informado la Alianza Atlántica en Bruselas.

Fuentes de la Alianza Atlántica han asegurado que siguen de cerca el incidente y que están en comunicación con el Gobierno de Turquía, que es miembro de la OTAN.”La Alianza está vigilando de cerca la situación. Estamos en contacto con las autoridades turcas”.

Por su parte, la Comisión Europea ha afirmado que también “sigue de cerca” el derribo de un avión ruso. “Seguimos de cerca los acontecimientos, estamos intentando saber qué ocurrió exactamente”, indicó en rueda de prensa el portavoz comunitario Alexander Winterstein, quien apuntó que, por esa razón, no podía dar más detalles.

El Estado Mayor de Turquía ha anunciado el derribo de un avión militar ruso al sur del país, el martes por la mañana, por haber violado su espacio aéreo. El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado que uno de sus cazas ‘SU-24’ ha sido abatido, si bien matiza que “el avión volaba a 6.000 metros de altitud” y jamás cruzó a territorio turco. El incidente ocurrió en la frontera turcosiria que separa el distrito turco de Yayladag y el de Lataquía, que sufre combates desde hace una semana.

Antecedentes

Las informaciones sobre el estado de los dos piltos del ‘SU-24’ son muy confusas. En un primer momento, la cadena CNN Türk informó de que uno de los pilotos fue capturado vivo, mientras que otro murió. Poco después, una milicia opositora conocida como 10ª Brigada Costera publicó imágenes de un individuo de aspecto y uniforme ruso aparentemente sin vida y, posteriormente, un comandante de dicha brigada ha asegurado a Reuters que “ambos pilotos están muertos. Nuestro camaradas abrieron fuego y murieron en el aire”, ha asegurado Aspaslan Celik. Sin embargo, según AFP, fuentes gubernamentales turcas han asegurado que disponen de informaciones según las cuales ambos pilotos estarían vivos y están intentando rescatarlos.

“En línea con las reglas militares de la guerra, las autoridades turcas advirtieron repetidamente a un aparato no identificado de que estaba a 15 kilómetros o menos de distancia de la frontera. El aparato no respondió a las advertencias, y procedió a volar sobre Turquía”, subraya a EL MUNDO un alto funcionario turco, hablando bajo condición de anonimato como es norma. “La Fuerza Aérea turca respondió derribando el aparato”, añade.

Según el Estado Mayor, un aparato aéreo “no identificado” penetró a las 9.20 horas (8:20 peninsulares) en el espacio aéreo turco. “Tras emitir 10 advertencias en cinco minutos”, prosigue el comunicado del Estado Mayor, “dos aviones F16 intervinieron”. El presidente ruso, Vladimir Putin, quien ha advertido a Turquía de “serias consecuencias” en sus relaciones bilaterales, ha asegurado posteriormente que el avión fue derribado a cuatro kilómetros de la frontera.

El ejército turco publicó un mapa con las trayectorias de los aviones que intervinieron en el incidente. En él puede apreciarse cómo, tras una maniobra circular y sin indicarse a qué velocidad la hacía, el señalado como Su-24 cruzó aproximadamente tres kilómetros de espacio aéreo turco. Imágenes en vídeo publicadas en la prensa turca muestran cómo un avión tipo caza recibe el impacto de un proyectil en el aire y sus dos pilotos logran eyectarse de la cabina.

Tras el golpe, el avión cayó en llamas sobre el Monte Turcomano, un área de Siria habitada por personas de etnia turca. En los minutos posteriores al impacto, helicópteros rusos se desplegaron para localizar a los tripulantes.