Agencias/Notimex

Con el objetivo de proyectar a México mediante sus diversos platillos, ingredientes y sabores, se inauguró la tercera edición del Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana en el Centro Nacional de las Artes.

La presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, Gloria López Morales, dijo que las políticas de fomento a la gastronomía anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto marcan un parte aguas para proteger la cocina del país.

“Se trata de un giro decisivo porque deja atrás esa visión de la gastronomía como una serie de elementos inconexos para, ahora sí, abordarla como un sistema integral que hay que atender como un asunto de Estado”, refirió durante la inauguración del encuentro.

En tanto, la directora y representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en el país, Nuria Sanz Gallego, destacó la labor de México para conseguir que la gastronomía fuera reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad, lo que además trazó el camino para naciones como Francia, Turquía y Japón.

Al citar a Claude Levi Strauss dijo que “la cocina de una sociedad es un lenguaje que traduce inconscientemente su estructura, y gracias a los platos o al hornear, sirve también para revelar las contradicciones y las mezclas”, y eso es lo que hace este foro, resaltó Sanz Gallego.

En tanto, el titular de la Secretaría de Turismo del Distrito Federal, Miguel Torruco Marqués, señaló que además de su riqueza natural el país tiene a la gastronomía como un componente insustituible, lo que ofrece a sus visitantes un mosaico de sabores, aromas y colores.

En la actualidad el Distrito Federal “reúne la gastronomía de todas las entidades, tiene más de mil 800 restaurantes que conforman la oferta de la ciudad y entre ellos se encuentran tres de los mejores restaurantes del mundo (Pujol, Quintonil y Biko)”, destacó.

A su vez, la revista Forbes ubicó a la capital mexicana como la cuarta ciudad en el mundo con la mejor oferta culinaria, por lo que promover políticas de fomento a la salvaguarda de la comida mexicana es de suma importancia.

“Sin embargo le falta un pequeño ingrediente, una pizca de sal para el buen sazón, y es la deducibilidad por el consumo en los restaurantes por asuntos de negocios, que detonará la cadena productiva y consolidará a la industria”, puntualizó.

Durante la inauguración también se reconoció la labor de los restaurantes El Taquito, en el centro de la Ciudad de México; Nicos, en Azcapotzalco, y La Pigua, en Campeche, por su promoción y fomento de la comida tradicional mexicana.

El Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana, que concluirá el próximo 29 de noviembre, contará con conferencias, pláticas y talleres sobre la producción y uso del chile, especias, moles, salsas y buena nutrición, entre otros.