Agencias/AP

Al menos 14 personas fallecieron y otras 14 resultaron heridas este miércoles en un tiroteo perpetrado en un centro de pacientes con problemas mentales en San Bernardino, al Este de Los Ángeles, confirmaron las autoridades.

“Los datos preliminares indican que 14 personas murieron, mientras otras 14 fueron heridas”, dijo en una rueda de prensa Jarrod Burguan, jefe del Departamento de Policía de la Ciudad, quien agregó que “todavía se desconocen los motivos de la masacre”.

“Al menos tres sospechosos perpetraron la masacre, huyeron en un todoterreno negro”, señaló el jefe policial.

EST1210175c84adec8_6

“No sabemos quiénes son, pero estaban preparados como si se tratara de una misión”, apuntó. “No tenemos información en este punto para decir que se trata de un acto terrorista”, añadió.

El tiroteo comenzó cerca de las 11:00 locales en el Centro Regional Inland, que acogía a esa hora un evento para un centenar de personas del personal del condado.

El presidente Barack Obama, quien fue informado de inmediato, lamentó que en Estados Unidos se haya establecido “un patrón de tiroteos masivos único en el mundo”.

Este tiroteo sucede pocos días después de que un hombre armado matara a tres personas e hiriera a otras nueve en un ataque contra una clínica de planificación familiar en el estado de Colorado, al oeste del país.

Una camioneta SUV negra fue detenida en las calles de San Bernardino minutos después de que un tiroteo dejara 14 personas muertas en un centro de servicios sociales de esta ciudad en el sur de California.

Las autoridades confirmaron que hubo un intercambio de disparos con el conductor y que éste fue abatido cerca del vehículo, reporta la agencia Associated Press.

Las cadenas de televisión estadounidenses mostraron un cuerpo en el suelo cerca de un todoterreno negro cubierto de orificios de bala, perteneciente presuntamente a los sospechosos del tiroteo.

Decenas de policías estaban parapetados detrás de sus vehículos y apuntando contra el todoterreno.

Aún no está confirmado si esta persona está involucrada con la masacre, pero la camioneta coincide con las características del vehículo en que tres atacantes escaparon tras disparar contra la multitud.

Trascendió también que otra persona herida se encuentra dentro de la unidad y que tiene un rifle de asalto apuntando hacia su pecho, pero esta información no ha sido confirmada.

“La situación (de amenaza) sigue activa”, explicó la sargento Vicki Cervantes durante una rueda de prensa.

El tiroteo, perpetrado en un centro de ayuda a personas con problemas mentales, dejó 14 muertos y 17 heridos.

Las autoridades aseguraron que al menos tres sospechosos llevaron a cabo el ataque, “preparados como si se tratara de una misión”.

El ataque ocurrió en una zona de conferencias donde el Departamento de Salud Pública del condado San Bernardino estaba ofreciendo un banquete, afirmó Maybeth Field, presidenta y directora general del centro de servicios sociales. Agregó que el edificio alberga al menos 25 empleados, así como una biblioteca y centro de conferencias.