Fuente: El Universal/Agencias

El presidente Enrique Peña Nieto indicó que no está en favor del consumo ni la legalización de la mariguana, pues aseguró que se ha acreditado y evidenciado que esta sustancia es nociva y dañina para el desarrollo de las capacidades de la juventud y la niñez.

PUBLICIDAD

“Estoy a favor del debate para que expertos y especialistas en la materia puedan darnos mayores luces de a dónde debemos transitar, si mantenemos este régimen prohibicionista o establecemos una regulación para determinados usos de la mariguana”, añadió durante la Instalación del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

El mandatario indicó que no es válido suponer que con la legalización se hará más fácil combatir al crimen organizado, las ventas ilícitas ilegales, y los rendimientos de esta actividad sólo con legalizar el enervante.

Ante esta situación, Peña Nieto preguntó que “¿si para combatir se debe poner en riesgo la salud de la niñez y juventud de los mexicanos?”, a lo que contestó que no.

El Estado debe hacer lo suyo para combatir al crimen, sin arriesgar la salud de la niñez, dijo. Por lo que añadió que ésta será la tarea de los foros para escuchar las distintas voces de los que están a favor y en contra del uso y legalización de la mariguana.

El Gobierno federal emitió esta tarde la convocatoria para el amplio debate sobre la despenalización o no de la mariguana en el país, mismo que se realizará en tres ejes e incluirá entre ellos un “diálogo bilateral con naciones estratégicas”.

Con una plataforma digital, 5 foros regionales y diálogo con otras naciones, México definirá en meses con qué políticas hará frente al problema, estableció el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.