Agencia Reforma

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó la reforma que desaparece el Pensionissste.

En su lugar se crea una empresa paraestatal, cuyo consejo de administración será presidido por la Secretaría de Hacienda.

Dicha empresa del Gobierno funcionará como una Afore en términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.

En el manejo de los recursos destinados para el retiro de los trabajadores, el Gobierno federal no se hará responsable de las pérdidas que puedan generarse en su administración.

“El Gobierno Federal no responderá por las obligaciones a cargo de la sociedad, ni por cualquier minusvalía en el valor de las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro que dicha sociedad administre y opere. Lo anterior deberá especificarse en los documentos corporativos correspondientes.

“Las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro que administre y opere la sociedad, no serán consideradas entidades paraestatales de la Administración Pública Federal”, se señala la reforma a la Ley del ISSSTE.

El dictamen fue aprobado con 22 votos a favor y siete en contra. Se enviará a la Mesa Directiva para la presentación del mismo ante el pleno.

La comisión avaló las modificaciones sin tener un dictamen con los cambios definitivos, sino con base en un adenda distribuido durante la madrugada del miércoles.

En las negociaciones los partidos de izquierda exigieron garantías de que la empresa no se privatizará en un futuro.

“El Estado Mexicano mantendrá en todo tiempo la totalidad de la propiedad de la sociedad”, fue la redacción a la que accedió el PRI, pero de todos modos el PRD, Morena y Movimiento Ciudadano votaron en contra.

En la reforma se establece que las comisiones que cobre la empresa no podrán exceder del promedio de comisiones que cobren otras Afores.

“La sociedad reinvertirá, en la proporción que el consejo de administración determine, el remanente de operación en las Cuentas Individuales que la sociedad administre, una vez satisfechos sus costos de administración, necesidades de inversión y constitución de reservas.

“La sociedad elaborará su presupuesto asegurando que los costos de administración sean cubiertos únicamente con el producto de las comisiones cobradas por la administración de las Cuentas Individuales”, se indica.

En otras modificaciones que se hicieron, se determinó que el Consejo de Administración de la nueva empresa, a la cual no se le ha dado nombre y que deberá iniciar funciones el 1 de julio de 2016, no será presidido por el director de la misma, sino por el Secretario de Hacienda.

Incluso, el director de la empresa será nombrado por el consejo de administración de la misma a propuesta de la Secretaría de Hacienda.

También participarán el director del ISSSTE, otros tres representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, un representante nombrado por el Banco de México y sendos nombrados por la Secretaría de la Función Pública y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Además, en el Consejo de Administración participarán 9 representantes nombrados por las organizaciones de burócratas, medida con la cual la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FTSE) avaló la propuesta de reforma.

“El Ejecutivo Federal establecerá las bases para determinar las organizaciones de trabajadores que intervendrán en la designación de dichos representantes.

“Las decisiones del consejo de administración se tomarán por mayoría de los presentes y en caso de empate su presidente tendrá voto de calidad”, se indica, con lo que Hacienda podrá tomar las decisiones más importantes de la empresa.

El diputado del PRI Miguel Ángel González aseguró que se fortalece al Pensionissste con autonomía de gestión.

“Con mayor capacidad de gestión se podrán evitar la migración de cuentas, y con ello evitar el deterioro gradual de la empresa.

“Que no se engañe a la gente: no se privatiza, y se fortalece su gestión”, argumentó.

La bancada del PRD acordó votar en contra, tras advertir que el Pensionissste se extinguirá para crear una empresa que tenderá a la privatización.

“Los legisladores federales del PRD acordaron iniciar una campaña amplia e incluyente, para abrir el debate sobre este tema, ya que de aprobarse en la Cámara de Diputados esta modificación, con el aval del PRI y sus aliados, la misma deberá ser enviada al Senado de la República, que será Cámara revisora y por lo tanto la lucha por evitar la privatización del Pensionissste seguirá, a fin de que no se dañen los intereses de los trabajadores al servicio del Estado”.