AFP

La policía iraní inmovilizó unos 40 mil autos de mujeres que no llevaban correctamente el velo islámico durante los últimos ocho meses, anunció el jefe de los agentes de tráfico de Teherán, citado este martes por la agencia Isna.

 Las autoridades habían indicado en noviembre que los vehículos cuyas conductoras o pasajeras no llevaran el velo o lo tuvieran mal puesto serían incautados durante una semana.

El velo es obligatorio para las mujeres en Irán, bien sean iraníes o extranjeras independientemente de su religión, desde la revolución islámica de 1979.

“En los últimos ocho meses, hemos tomado medidas contra más de 40 mil autos de mujeres mal veladas y, en la mayoría de los casos, los coches han sido incautados y el caso remitido a la justicia”, declaró el general Teymur Hoseini.

Desde hace unos años, en las calles de Teherán y de las grandes ciudades de provincia, no es raro ver a conductoras que deslizan el velo sobre los hombros y mujeres que dejan asomar su melena o visten abrigos cortos y ceñidos.

En septiembre, dos mujeres fueron condenadas a pagar 260 dólares por llevar mal puesto el velo islámico.

La policía ha anunciado un nuevo sistema que permite a “personas de confianza” señalar delitos a los agentes, como no respetar el uso del velo, la conducción peligrosa o el acoso a las mujeres.

El presidente Hasan Rohani, un religioso moderado elegido en junio de 2013, aboga por una mayor apertura política y social, especialmente en lo relacionado con el estricto código de vestimenta, impuesto por los religiosos.