WSJ

La compañía siderúrgica ArcelorMittal anunció el miércoles una nueva estructura organizacional con la que pretende obtener más rentabilidad ante los bajos precios del acero.

La empresa con sede en Luxemburgo dijo que Lou Schorsch,responsable del negocio en América del grupo, se jubilará a finales de febrero después de 13 años en la compañía.

Esto ha provocado una escisión de la filial en el continente americano en cuatro divisiones en un intento por alcanzar mejoras estructurales en su negocio que le permitirían incrementar sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, Ebtida, en US$1.000 millones en 2016.

Las operaciones de Norteamérica pasarán a estar compuestas por dos divisiones: la de Estados Unidos y la del NAFTA. La primera estará dirigida por John Barret y la segunda por Jim Baske.

En América del Sur, Jefferson de Paula y Benjamin Baptista seguirán como presidente ejecutivo de South America Long y presidente ejecutivo de South America Flat, respectivamente.

Los cuatro reportarán al presidente ejecutivo del grupo, Lakshmi Mittal.

“Creemos que esta es la estructura óptima para asegurar que cada división desarrolle plenamente sus planes de negocio y permite que se lleven a cabo las acciones necesarias para responder a los actuales desafíos del mercado laboral y aprovechar oportunidades del mercado”, señaló Mittal.