Agencia Reforma

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) aprobó la primera reparación integral a la familia de una de las víctimas de los hechos violentos ocurridos el 26 de septiembre de 2015 en Iguala, Guerrero.

Se trata de uno de los jugadores del equipo de futbol Los Avispones, de nombre David Josué García Evangelista, asesinado cuando el autobús de su equipo fue confundido y atacado por la Policía de Iguala.

“En sesión extraordinaria del Pleno de la CEAV, la comisionada Susana Pedroza de la Llave y los comisionados Jaime Rochín del Rincón, Adrián Franco Zevada y Julio Hernández Barros aprobaron por unanimidad el Plan Integral de Reparación”, informó la Comisión.

La reparación aprobada consiste en medidas como la asignación de un asesor jurídico permanente a la familia para darle seguimiento al caso, programas de atención sicológica a los miembros que lo requieran, becas educativas y una compensación económica.

“Esta reparación es un derecho que actualmente tenemos todas y todos los mexicanos, y no un regalo ni un pago para comprar silencios”, dijo Jaime Rochín, presidente de la CEAV.

“La reparación integral es una obligación que está en la Ley General de Víctimas y ésta es un logro de la sociedad civil”.

La reparación integral fue posible ya que las familias de las víctimas del equipo Los Avispones aceptaron desde el inicio la ayuda de la CEAV, lo que no ha ocurrido en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala