Agencias

La opacidad sobre las adopciones en México podría llegar a su fin.

Los sistemas DIF estatales no estaban obligados a reportar sobre los niños candidatos a adopción, las solicitudes de adopción y los procesos en curso.

El nuevo reglamento de la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes los obliga a generar un sistema de información que registre a todos los infantes adoptados y susceptibles de adopción.

También deberán incluir un listado de las personas solicitantes de adopción y de los procesos abiertos y concluidos.

“Se va a poder inscribir a una persona en el Registro Nacional de Adopciones porque va a cumplir con todos los requisitos establecidos en la ley. De esta manera, el que cumpla el requisito en un estado, lo cumple en todo México”, destacó Pamela Ornelas, coordinadora del Centro de Estudios de Adopción.

“En cuanto haya un solicitante acorde al perfil de un niño, van a poder adoptar en todo México. Si alguien en Jalisco coincide con alguien de Guanajuato, no tendrá que ir a hacer el trámite allá. Si no hay perfiles para el niño en su localidad o en el país, se abre la adopción internacional”.

Los solicitantes necesitarán de un trámite de idoneidad emitido por un Comité Técnico de Adopciones, dependiente de la Procuraduría de Protección Integral del DIF.

Los infantes deberán ser adoptados con pleno respeto de sus derechos y tomando en cuenta su opinión. Además se deberá contar con asesoría jurídica para todos los involucrados y verificar que la adopción no se haga con fines económicos.

Para adopciones internacionales, el DIF debe garantizar que tenga fines de venta, sustracción, retención u ocultación ilícita, tráfico, trata de personas, explotación, trabajo infantil o cualquier ilícito.

Para ello, tanto el DIF como la Secretaría de Relaciones Exteriores deberán emitir certificados de idoneidad para los extranjeros interesados en adoptar, además de que se deberá evaluar el interés superior del niño.