IGUALDAD SUSTANTIVA :¿QUÉ ES?

Por Gerardo A. Herrera/ Grupo Crónicas Revista

Gerardo Herrera  “Garantizar el pleno ejercicio de los derechos a las mujeres y niñas mexicanas, vivir en la igualdad, convivir en armonía en un país libre de violencia, es el reto que debemos enfrentar”: PND 2012-2018.

Michoacán vive cambios transcendentes que deseamos que pronto coadyuvan a un adelanto de las michoacanas, toda vez que de acuerdo con los datos intercensales de 2015, habitan 2 209 747 hombres (48.2%) y 2 374 724 mujeres (51.8%).

Justificar la existencia de una nueva estructura operativa para la atención de mujeres y niñas nos obliga a plantear diversos enfoques, no solo el poblacional qué si bien es importante no es el único; nos obliga a pensar en el proceso social que ha sufrido el feminismos y las demandas sociales, políticas y económicas, de igualdad y no discriminación, de no violencia de las mujeres y de desarrollo durante los últimos 40 años; nos obliga a pensar en la importancia de los nuevos movimientos sociales de diversidad sexual y el nuevo enfoque de mujer biológica y mujer social, en donde lo transgénero, las transexualidad, la intersexualidad, pero también la bisexualidad requiere de políticas públicas hasta ahora no instrumentadas a favor de éstos segmentos de población.

En fin comparto con ustedes tres momentos en la construcción de las políticas públicas de la mujer y las niñas en el plano internacional, en México y Michoacán. 1.- Política internacional de la mujer:

Desde 1975 el trabajo de la ONU a favor de la mujer ha sido fundamental; durante 1975 fue proclamado por la Asamblea General como Año Internacional de la Mujer, y coincidió con la celebración de la Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer en la Ciudad de México (en donde por cierto se dan las primeras demandas de las lesbianas de Estados Unidos y de México). La Conferencia exhortó a los gobiernos a que formularan estrategias nacionales y establecieran metas y prioridades en sus esfuerzos por fomentar la participación equitativa de la mujer.

Entre 1976 y 1985 tuvo lugar la Década de las Naciones Unidas para la Mujer, en la cual se puso de manifiesto un nuevo enfoque, la igualdad de hombres y mujeres con los mismos derechos a los recursos y las oportunidades; había que desarrollar a las mujeres, o no habría adelanto de la mujer sin desarrollo.

Otro hecho político importante fue que en 1979, la Asamblea General de la ONU aprobó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), para fortalecer las disposiciones de los instrumentos internacionales existentes y combatir así la persistente discriminación contra la mujer la cual entró en vigor el 3 de septiembre de 1981. En esa Convención se señalan muchas esferas específicas en las que ha sido manifiesta la discriminación contra la mujer, por ejemplo en materia de derechos políticos, matrimonio, familia y empleo.

En 1980, se organiza la Segunda Conferencia Mundial sobre la Mujer en Copenhague; en tanto que para 1985 las Naciones Unidas realizaron la Tercer Conferencia Mundial sobre la Mujer en Nairobi. Al menos dice el reporte de la ONU, asistieron 15.000 representantes de organizaciones no gubernamentales al Foro de Organizaciones No Gubernamentales (hoy Organizaciones de la Sociedad Civil) que se celebró paralelamente a la Conferencia, con ello, el mundo veía nacer el feminismo mundial, ya expresado desde los finales de los cincuenta, pero que se estaba legitimando.

La Conferencia de Nairobi propuso superar los obstáculos para alcanzar los objetivos del Decenio igualdad, desarrollo y paz. En los años noventa, se lleva a cabo la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, en ella, se impulsan medidas a fin de lograr la igualdad plena y el empoderamiento de la mujer en todo el mundo, una empresa nada fácil. Adicionalmente, las conferencias de revisión y seguimiento de la implementación de la Plataforma de Acción adoptada en Beijing, las llamadas “Beijing + 5” (2000) y “Beijing + 10” (2005) y desde luego Beijing + 20 (2015); ocasiones en las cuales la comunidad internacional renovó su compromiso con la defensa mancomunada de los derechos de la mujer.

Cabe también mencionar otras conferencias mundiales que han dado especial importancia a la igualdad de los sexos y a los derechos humanos de la mujer, en particular la Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena) y la Conferencia Mundial sobre la Población y el Desarrollo de 1994 (El Cairo).

Asimismo, en la estructura operativa de la ONU existen dos entidades dedicadas exclusivamente a las cuestiones relacionadas con la mujer: a) Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) b) El Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW) realiza investigaciones e imparte capacitación utilizando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para contribuir al adelanto de la mujer e impulsar su acceso a la sociedad de la información.

Entre otras acciones desde luego. 2.- Política federal de la mujer en México. El Instituto Nacional de las Mujeres es un instrumento de política pública que trabaja por la equidad de género, y entre sus funciones está el combate de la violencia y discriminación hacia la mujer. Publicado el decreto para su creación en el Diario Oficial de la Federación de 12 de enero de 2001, y sus antecedentes directos son el Programa Nacional de Integración de la Mujer al Desarrollo de 1980 y la comisión de 1985 para su participación en la Tercera Conferencia Mundial sobre la Mujer.

Recuerdo que tuve la oportunidad de colaborar desde el Banco Nacional de Crédito Rural, donde fui asesor del Director General, con dos de las primeras directoras del Programa Nacional de Mujeres, la Licenciada Guadalupe Gómez Maganda y después con la Licenciada Dulce María Sauri Riancho. 3.- Política estatal de la mujer en Michoacán. Al ser un defensor de los derechos de las mujeres y de la perspectiva de género, celebro que el Congreso del Estado en la LXXIII Legislatura haya dado su aval para aprobar el tránsito de la Secretaria de la Mujer, a la Secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de la Mujer, en un nuevo modelo de atención a la desigualdad social.

El esfuerzo e impacto de los resultados de la extinta Secretaria de la Mujer, no son suficientes para justificar su existencia o no, creo que debemos de recuperar la lucha de las feministas de más de cinco décadas de trabajo, y de una incidencia política permanente a favor de encontrar los espacios para impulsar e implementar políticas públicas, que no ha sido fácil de ninguna manera obtener desde el voto femenino, la no violencia, la no discriminación, la igualdad, el desarrollo, entre otros.

En la historia reciente de Michoacán, después de 1975 (la Primera Conferencia Internacional de la Mujer en México), encontramos el primer esfuerzo institucional de un espacio para la construcción de la equidad de género, cuando el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Gobernador de Michoacán mediante decreto instituyo la Coordinación del Programa Productivo de la Mujer Campesina como parte de una política pública para fortalecer el trabajo a favor de la equidad de género.

La vida útil de la Coordinación del Programa Productivo de la Mujer Campesina, con una estructura muy ejecutiva: una coordinación a cargo de la Sra. Celeste Batel de Cárdenas, una dirección a cargo de Clara Ochoa de Aguirre, y tres departamentos de evaluación, proyectos y organización y capacitación, así como una delegación administrativa, y muy poco personal operativo, solo estuvo por unos años, de 1981 a 1984, cuando se tuvo que incluir en la estructura operativa primero del DIF, y después de la Secretaria de Fomento Rural como una Dirección del Programa Productivo de la Mujer Campesina; dos años después, en 1986 bajo de Dirección a Departamento de la Mujer Campesina y se incorporó a la Dirección de Agricultura de dicha Secretaria ya en la administración del Ing. Luis Martínez Villicaña.

Años después desapareció, trágico final. Nuevamente se retoma el esfuerzo de equidad de género, en la Administración del Antropólogo Lázaro Cárdenas Batel, quien bajo presiones de feministas, y de muchas mujeres que planteaban el espacio de participación política y de políticas públicas, decide crear el Instituto Michoacano de la Mujer, que dirigiría Dra. Rubí de María Gómez Campos.

La administración gubernamental de Leonel Godoy, propuso la modificación de la Ley Orgánica de la Administración Pública Estatal, reposicionando de rango al Instituto Michoacano de la Mujer a Secretaria de la Mujer, estando al frente Cristina Portillo Ayala en su inició y cerrando dicha administración la maestra María Concepción Torres Zaragoza. La Secretaria de la Mujer en la administración gubernamental de Fausto Vallejo estuvo al frente la maestra Consuelo Muro; en la administración del doctor Salvador Jara estuvo Samantha Flores solo por un breve tiempo, ya que fue a participar como candidata al Distrito Electoral Federal de Pátzcuaro, por lo que la relevó Marisol Aguilar Aguilar.

En esta administración, arriba a la Semujer, la maestra Fabiola Alanís; hoy ya Secretaria de la Igualdad Sustantiva y Desarrollo de la Mujer, requerirá de mucho aporte nuevamente de feministas y activistas sociales tanto de hombres como de mujeres. La actual Secretaria de Igualdad Sustantiva, en su planeación de la operación 2016-2021 deberá alinearse al Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, pero además al Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres 2013-2018, adicionalmente al Pladiem 2015-2021 que está en proceso de construcción por parte de la Coordinación General de Gabinete y Planeación, en donde está considerado el eje transversal No. 6 Cohesión social e igualdad sustantiva del Pladiem.

El objetivo central de dicha planeación será la incorporación como eje transversal de la perspectiva de género en la programación estratégica para Michoacán. Los aspectos relevantes que deberá tocar la planeación a efecto de estar alineado con el Plan Nacional para la Igualdad de Oportunidades 2013-2018 serán los siguientes: 1.-Alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y propiciar un cambio cultural respetuoso de los derechos de las mujeres, en este sentido impulsar el trabajo de las nuevas masculinidades en el ámbito privado, espacio donde el hombre no ha querido incursionar;

2.-Prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra mujeres y niñas, y garantizarles acceso a una justicia efectiva, sensibilizando a los impartidores de justicia estatal y municipal con eventos de capacitación y formación de equidad con perspectiva de género, ningún servidor público sin capacitación en materia de derechos humanos, cultura de la igualdad, y equidad con perspectiva de género;

3.-Promover el acceso de las mujeres al trabajo remunerado, empleo decente y recursos productivos, en un marco de igualdad, acciones de financiamiento y capacitación para el fortalecimiento de proyectos productivos autosustentables;

4.-Fortalecer las capacidades de las mujeres para participar activamente en el desarrollo social y alcanzar el bienestar, con formas más ágiles de organización y fortalecimiento del trabajo comunitario para la búsqueda de impulsar la rendición de cuentas y la transparencia en la ejecución de los recursos públicos;

5.-Generar entornos seguros y amigables de convivencia familiar y social, actividades de tiempo libre y movilidad segura para las mujeres y las niñas; Incorporar las políticas de igualdad de género en los órdenes de gobierno local y municipal y fortalecer su institucionalización en la cultura organizacional.

Pero igualmente se deberá construir una política pública para las personas con orientación sexual diferente a la heterosexual, para las lesbianas, para las mujeres bisexuales, y para las mujeres transgénero y transexuales, como intersexuales; recordemos que las mujeres no solo nacen mujeres, se construyen socialmente mujeres.

Visto así, el Programa de trabajo de la Secretaria de Igualdad Sustantiva deberá integrar sus indicadores de gestión y de impacto social, así como los mecanismos para brindar transparencia y rendición de cuentas que serán resultado de las acciones de seguimiento y evaluación que tenga el Programa de mérito.

Así, Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán, y Gerardo A. Herrera, felicitan a quien se hará cargo de este mandato de ley, y desde ya le expresan su más amplia disposición por coadyuvar en la elaboración e implementación de dicho Programa de trabajo. 4.- Movimiento social feminista en México.

El movimiento feminista podríamos decir que data de la década de 1970-, se caracterizó por su espontaneidad, la espectacularidad y por la militancia de un pequeño grupo. Hubo una labor de toma de conciencia por parte de las mujeres, un intenso trabajo, llamémosle hacia adentro, tanto del movimiento como de cada mujer en lo individual y, al mismo tiempo, se llevaron a cabo acciones públicas que hacían mucho ruido y fueron extremadamente espectaculares. Un grupo de treinta mujeres era el total del Movimiento de Liberación de la Mujer en la ciudad de México en 1975.

Pero, dada su capacidad de llamar la atención, por un lado, y debido también a la realización de la Conferencia del Año Internacional de la Mujer de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por el otro, el movimiento tenía una auténtica presencia, no digo de masas porque ésa nunca la ha tenido, pero sí con una voz propia y sobre todo con un grito que se hacía oír. Lo primordial en los años setenta era el descubrimiento de la existencia de algo que se llamó “la condición de la mujer”; el hecho de que las mujeres se percataran de su inferioridad social y surgiera la imperiosa necesidad de comunicar a la mayor cantidad de gente posible esa “noticia”, marcaron la década (información de Eli Bartra “El movimiento feminista en México”). Cuatro décadas después hay un trabajo importante en México de adelanto de la mujer y que explica la existencia de un Instituto Nacional de la Mujer, de instancias municipales de la mujer, de un Programa Nacional para la no discriminación de la Mujer, de hoy una Secretaria de Igualdad Sustantiva, en fin, una serie de instrumentos de política pública que han ido avanzando en términos de marcos normativos, estructuras operativas, políticas públicas, pero que no han logrado crear y desarrollar conciencia social entre la población y la sensibilización de los actores políticos y sociales.

Entiendo que este será el gran reto de la nobel Secretaria de Igualdad Sustantiva, hacer que los hombres, las masculinidades accedan al espacio reservado solo para las mujeres, al espacio privado, al espacio de la familia, que lo vayan conquistando y sensibilizando de la importancia de asumir responsabilidades en casa, con los hijos, con las tareas del hogar, con sus sentimientos, con sus emociones, esto es trabajar el modelo de reeducación de hombres y de generar las acciones para impulsar nuevas masculinidades en Michoacán.

Las y los mexicanos y michoacanos, cuando menos muchos de ellos, muchas de ellas, tenemos ideologías misóginas, machistas, sexistas, clasistas, homófobas, xenofóbicas, neocolonialistas, por ello, la pregunta sería, estaremos preparados para los cambios de paradigma social en materia de género?, usted qué piensa?, se mantendrá el sistema de género, se mantendrá el androcentrismo, el sexismo, el Sistema de Género, por dónde debemos impulsar la política pública, por cierto una política pública que deberá contar con los recursos para las transformaciones sociales, una política sin recursos está destinada a morir.

Durante todos estos años de política pública de género he participado con todas las instancias gubernamentales, he participado en la construcción de dichas políticas públicas, impulsado acciones de capacitación, de formación, de elaboración de marcos normativos, de asesoría, de diseño y elaboración de materiales didácticos, de modelos de intervención para nuevas masculinidades de población indígena. Mucho por hacer.