Por Bill Emmott

El grito infantil de “todo se refiere a mí” ha sido con frecuencia el lema de las campañas de los euroescépticos británicos contra la Unión Europea, así como la habitual costumbre de cargar contra Europa de la prensa británica.

En todo caso, no hay duda de que el referéndum británico sobre la permanencia en la UE será el evento más destacado del año 2016 para la UE – al menos entre los eventos que conocemos. Y dicho acontecimiento, se celebre en junio, como parece más probable, o en otoño, estará influenciado e influenciará a su vez a otros eventos europeos en curso.

Aquí están las seis preguntas que importan realmente para el futuro de la Unión Europea en 2016, todas las cuales afectarán, y se verán afectadas, por el voto británico:

1) ¿se puede restaurar la esperanza para los 22,5 millones de desempleados en la UE, de los cuales 17,2 millones están en los 19 países de la zona euro?

Mientras que el número de desempleados ha ido cayendo rápidamente en Estados Unidos y Gran Bretaña durante 2015, el mismo ha caído lentamente en la zona euro. Si se busca una explicación de el por qué de los votos para partidos políticos extremistas, anti-UE, como por ejemplo el Frente Nacional en Francia o la Liga Norte en Italia, aquí la encontramos. La recuperación económica está en marcha, pero modestamente en la mayor parte de la zona euro, a pesar de la gran ayuda que ha supuesto la caída de los precios energéticos. Si dicho ritmo pudiera ser acelerado, con creación de más puestos de trabajo y aumento del nivel de vida, la confianza en la UE y en la Globalización en su conjunto comenzaría a ser reconstruida.

2) Pueden demostrar los países europeos que son capaces de trabajar juntos para restaurar el orden y la dignidad en la gestión de la inmigración?

Nada, durante 2015, contribuyó más para desacreditar a Europa que el comportamiento desafortunado de los Gobiernos tanto nacionales comode la UE de cara a los flujos masivos de refugiados de Siria y demás zonas de guerra. La UE pareció tan competente como el Keystone Kops y los Gobiernos nacionales parecíeron tan colaborativos como Kevin Pietersen (pista para no ingleses: se trata de una broma de cricket, pues Pietersen se hizo famoso en el equipo de cricket de Inglaterra por ser totalmente egoísta – lo que le llevó a ser expulsado del mismo). Si no pueden hacerlo mejor durante 2016 – con la construcción de una fuerza que vigile la frontera común la creación de centros de gestión eficientes, parando los desacuerdos acerca de las cuotas y el registro de refugiados – entonces las posibilidades de una nueva crisis y de un estallido nacionalista aumentarán.

3) ¿Pueden las fuerzas militares y de inteligencia europeas colaborar eficazmente la vigilancia en el Mediterráneo y en la lucha contra el Daesh?

Tras las numerosas y trágicas muertes de refugiados que cruzan el Mediterráneo en pateras organizadas por los traficantes de personas, y tras las atrocidades terroristas el 13 de noviembre en París, los efectivos militares y de inteligencia europeos han estado intentando ponerse a la altura, lo que significa por encima de todos una mayor colaboración. En el Mediterráneo se está llevando a cabo un esfuerzo sin precedentes por varias marinas de guerra de la UE, encabezadas por la de Italia e incluyendo la británica, para encontrar una manera de disuadir al contrabando de personas y hacer más seguro el Mediterráneo. Y los ataques de París han puesto en evidencia la necesidad de un mayor y más eficiente intercambio de información en el marco del Espacio Schengen. El próximo año proporcionará una dura prueba de si esas formas de cooperación se pueden mejorar, así como los resultados en la acción militar en Siria e Irak.

4) ¿Puede Europa mostrar suficiente flexibilidad y positividad para mantener a Gran Bretaña en su seno?

Las respuestas a esas tres primeros cuestiones serán cruciales en la decisión del referéndum británico: Una UE que ofrece esperanza económica y puede colaborar con más eficacia será un factor clave para los votantes. Los votantes británicos no esperan que la UE sea impecable, sino que esperan que tenga habilidad para aprender de los errores y mejorarse a sí misma. La línea más devastadora de los que buscan salir de la UE será el reclamo de que la misma es irreformable, incapaz de mejorarse a sí misma, así que la mejor manera de mantener a Gran Bretaña dentro consistirá en demostrar que esto es un disparate. Eso no va a ser fácil en los pocos meses disponibles, y esta es la razón por la cual hará falta mostrar alguna flexibilidad frente a las demandas poco razonables de Gran Bretaña. Eso no significa despreciar valores fundamentales como la libertad de movimientos, sino mostrar algunos gestos hacia el progreso y la reforma. Porque si Gran Bretaña vota para salir, esto tendrá un efecto dramático en todas las formas de cooperación de la UE, y será un gran impulso para el Frente Nacional en Francia.

5)¿Puede Europa ceñirse a sus principios en lo que se refiere a Ucrania y Rusia?

La presión en la lucha contra el Daesh y de las empresas europeas interesadas ​​en los contratos rusos está destinada a aumentar el próximo año, tentando a algunos países y líderes políticos para suavizar la postura de la UE sobre Ucrania. Hay que aceptar la realidad: Crimea es ahora parte de Rusia y el este de Ucrania es irremediablemente inestable de todos modos, así que ¿por qué no dejar que Rusia vuelva a dibujar las fronteras? La Unión Europea realmente no debería acudir a tales cantos de sirena. Si la UE no se ciñe a principios como la inviolabilidad de fronteras soberanas y el rechazo de ellos que intentan cambiarlas por la fuerza, ¿a cuáles se refiere entonces? Si el estado de derecho se deja de lado, entonces no hay una regla válida. Se solía decir que la UE era un poder blando: si traiciona a Ucrania, entonces la UE será de verdad blanda frente al poder.

6) Puede ser valiente Angela Merkel durante sus últimos años en el cargo?

Todos sabemos que la canciller alemana es quien decide en Europa. Pero ha sido una líder tímida, mostrando su acero sólo en las sanciones es Rusia y en la crisis migratoria. Estos dos movimientos le han costado apoyo político en Alemania. A medida que se acerca el final inevitable de su época como canciller, sin embargo, es tiempo para ella de que su audacia en el asunto de los inmigrantes para de ser excepción a ser la regla. Si alguien va a reconstruir la UE y todo lo que representa, es ella. Ahora es el tiempo de que asuma riesgos para llevarlo a cabo.