Agencia Reforma

El abigeato o robo de ganado es uno de los problemas complejos que tiene que solucionar el sector agropecuario y la implementación de un sistema de identificación individual a base de un chip podría contribuir a investigar los hurtos.

El chip registraría el traslado de los animales, de tal modo que se pueda saber si el ganado es desviado en el trayecto o si es extraído de algún rancho, explicó Francisco Gurría, coordinador de general de ganadería de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa).

El sistema se implementará a partir de este año en bovinos, ovinos y cabras, en 7.5 millones de cabezas, informó Gurría.

La Sagarpa hará una inversión de 180 millones de pesos, por lo que cada ganadero deberá pagar sólo 30 pesos por animal.

El chip también guardará información acerca de la fecha y lugar de nacimiento del ejemplar y de sus padres, lo cual permitiría identificar el origen de las mejores razas y hacer una mayor reproducción de éstas.

Alberto Jiménez Merino, delegado en Puebla de la  Sagarpa, dijo que no existe un registro certero de las pérdidas por el abigeato porque muchas veces el ganadero no denuncia.

Sin embargo, el valor es mayor que hace 5 años, pues mientras que en 2010 las vacas costaban alrededor de 13 mil pesos, en 2015 subió a 50 mil, refirió Gurría.

Para Alfonso de Vega, miembro del consejo directivo de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganadera, Tamaulipas y Michoacán padecen más el abigeato por la inseguridad.

Gurría dice que la mayor incidencia ocurre en Veracruz, Tabasco y Chiapas.