Agencias

Hace un año, en la cumbre del Foro Económico Mundial que se lleva a cabo en Davos, Suiza, el director de Pemex, Emilio Lozoya, planteó que para que el barril del petróleo mexicano fuera rentable el precio podía ubicarse incluso en unos 23 dólares, recuerda el periódico El País.

Ayer la mezcla mexicana de exportación cerró en 23 dólares con 65 centavos, su nivel más bajo en 12 años, en medio de una crisis internacional que está arrastrando a todos los países productores de petróleo, incluido México.

Al ratificar la meta de crecimiento para 2016 de entre 2.6 y 3.6%, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, destacó que si bien los mercados financieros operaron ayer con más calma, los precios del petróleo no mostraban una recuperación.

Por el contrario, advirtió que la caída de los petroprecios será de larga duración.

La mezcla mexicana perdió en su primera semana de cotización del año 13.59% o 3.72 dólares, hilando dos semanas de caídas consecutivas, de acuerdo con datos de Pemex.

En la jornada de este viernes el petróleo mexicano cayó 1.91% o 0.46 dólares, a 23.65 dólares.

En Nueva York el crudo también concluyó la jornada a la baja luego que el optimismo por las cifras de empleo de Estados Unidos fue aplacado por la permanente sobreoferta de crudo.

El barril de “light sweet crude” (WTI) para febrero cedió 11 centavos a 33.16 dólares y se mantuvo en su nivel más bajo desde febrero de 2004. En esta semana marcada por turbulencias financieras, el WTI acumuló una caída de 10.48%.

En Londres, el barril Brent, también para febrero, cedió 20 centavos a 33.55 dólares y acumuló una baja semanal de 10%.

(Con información de agencias)