Fuente: Clarín /Agencias

Lionel Messi ya tiene su quinto Balón de Oro. El rosarino fue premiado este lunes por la FIFA, en una gala celebrada en Zúrich, como el mejor futbolista del mundo en el año 2015 y estiró la ventaja con sus perseguidores como el jugador que más veces ganó ese premio. Leo, que tuvo un año casi perfecto, se quedó con las ganas de alcanzar también el Premio Puskas al gol más lindo del pasado año.

El crack del Barcelona, que en la previa era el amplio favorito, alcanzó el 41,33% de los votos y le ganó en la votación al portugués Cristiano Ronaldo, quien cosechó el 27.76%, y a Neymar Jr, con 7,86%. Justamente el futbolista del Real Madrid, que acumula tres del mismo premio al igual que Cruyff, Van Basten y Platini, había sido el ganador en las últimas dos ediciones. Esta vez, el propio CR7 había reconocido que el candidato a ganarlo era el argentino.

El premio para Messi tuvo lógica. En 2015, el rosarino se quedó con casi todo lo que jugó y nuevamente volvió a demostrar su clase. Con el Barcelona conquistó la Liga, la Copa del Rey, la Liga de Campeones de Europa, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Además, con la Selección llegó a la final de la Copa América, en la que perdió con el anfitrión Chile. Quizás esa haya sido la espina que aguó un año redondo en el que también tuvo satisfacciones personales: fue papá de Mateo, su segundo hijo.

A diferencia de otros años, esta vez Messi apareció en la gala con un smoking sobrio de Giorgio Armani, de color negro, con un moño. En la previa se había mencionado que vestiria uno con coronas en el saco y en el pantalón.

Además, la FIFA premió este lunes al español Luis Enrique como el mejor entrenador del 2015 y el trofeo lo entregó Carlos Salvador Bilardo. También, eligió al mejor equipo del año, con Messi como el único argentino.