Associated Press

Una de las computadoras más poderosas del mundo dedicada al cambio climático, el estado del tiempo y otras investigaciones de ciencias de la tierra, será reemplazada en 2016 por una máquina aún más veloz, anunciaron autoridades.

La supercomputadora Yellowstone de Wyoming actualmente se encuentra entre las 60 más rápidas del mundo. La nueva supercomputadora, que se llamará Cheyenne, será al menos 2,5 veces más poderosa, informó el Centro Nacional de Investigación Atmosférica.

Capaz de realizar 5 mil 300 billones de cálculos, o 5,3 petaflops, por segundo y Cheyenne será unas 100 mil veces más rápida que una computadora casera común. La velocidad provee de detalles sin precedente las predicciones de cambio climático, incluyendo un modelo regional de los efectos, de acuerdo con la institución.

Una computadora más potente le permitirá a los investigadores ver los resultados en una resolución más alta, como una mayor densidad de pixeles mejora la imagen en un televisor, o un telescopio más fuerte acerca a un mayor número de galaxias lejanas, explicó Rich Loft, director tecnológico del centro.

Desde 2012, los científicos han utilizado Yellowstone, cerca de Cheyenne, para diversas investigaciones, entre las que se incluyen modelos de contaminación en el aire y de las corrientes oceánicas.

El centro de investigación atmosférica planea instalar Cheyenne a finales del año y comenzar sus operaciones a inicios del siguiente año.