Agencia Reforma

Roberto Gil, presidente del Senado, aseguró que están en condiciones para aprobar la nueva ley de disciplina financiera para frenar el endeudamiento de estados y municipios.

El legislador federal del PAN reconoció que la minuta, enviada en diciembre pasado por la Cámara de Diputados, no pudo ser procesada en el pasado periodo de sesiones por falta de tiempo.

Sin embargo, sostuvo que cuenta con suficiente consenso de los grupos parlamentarios para que pueda ser votada en los primeros días de febrero.

“No salió por falta de tiempo, nos llegó al cierre del periodo y se decidió posponerla”, dijo.

“No advierto ningún obstáculo político o de los grupos parlamentarios. Existen condiciones inmejorables para sacar la minuta en los primeros días del periodo de sesiones”.

Reforma publicó este lunes que los gobernadores salientes heredarán a sus sucesores una deuda superior a los 167 mil millones pesos, sin contar los pendientes por deudas de corto plazo.

El pasado 8 de diciembre, el Senado recibió de la Cámara de Diputados una minuta por la que se expide la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Las nuevas disposiciones establecen los criterios generales de responsabilidad hacendaria que regirán a los gobiernos locales para dar un manejo sostenible de sus finanzas públicas.

El proyecto de decreto también reforma diversas disposiciones de las Leyes de Coordinación Fiscal, General de Deuda Pública y General de Contabilidad Gubernamental.

Señala que las entidades federativas, los municipios y sus entes públicos administrarán sus recursos con base en los principios de legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas.

La minuta fue turnada a las comisiones de Hacienda y Estudios Legislativos, Primera.