EFE

Rajoy ha sorprendido a todos declinando intentar formar Gobierno. Sólo 24 horas antes había dicho que sí presentaría su investidura. Detrás de esta decisión se encuentra una táctica calculada y medida que busca poner en un aprieto a Pedro Sánchez.

Rajoy tenía muy avanzado el discurso que iba pronunciar en el Congreso de los Diputados para intentar ser investido presidente. Llevaba trabajando en el documento durante toda la semana. Pero este viernes, a mediodía, ha cambiado de estrategia: da un paso a un lado y dejará que sea Sánchez quien intente formar Gobierno en primer lugar.

Fuentes cercanas a Rajoy explican a lainformacion.com cómo se ha fraguado la decisión de Rajoy. Ha sido un acuerdo táctico, que ha cerrado con su equipo de colaboradores más cercano en La Moncloa y que busca que el candidato del PSOE se posicione del lado de determinadas fuerzas políticas.

El presidente en funciones pretende que Pedro Sánchez sea el primero en intentar ser presidente. Para ello, Rajoy considera que el socialista tendrá que significarse con fuerzas independentistas, como ERC, DL o el PNV, o con Podemos.

Un posible pacto con independentistas estaría prácticamente descartado, ya que el Comité Federal del PSOE exigió a Sánchez por escrito que tenía prohibido pactar con fuerzas que pretendieran romper España. El foco de atención de Rajoy se puso, por tanto, en Podemos.

Ha sido este viernes, a mediodía, cuando Rajoy ha tomado la decisión final de no presentar su candidatura a la investidura. Lo ha hecho, según su entorno, después de escuchar a un ambicioso Pablo Iglesiasproponiendo a Sánchez desde el Congreso convertirse en su vicepresidente y pidiéndole algunas carteras como Defensa o Interior.

Rajoy, en vista de este órdago, ha querido dejar en manos de Sánchez mojarse junto a un Iglesias crecido y con exigencias concretas. La decisión del líder del PP, por tanto, ha estado motivada por las peticiones del candidato de Podemos.

El presidente en funciones también ha tenido en cuenta para apartarse, de momento, que su candidatura sería derrotada en cualquier caso. El bloque de izquierdas la vetaría, por lo que Rajoy tampoco ha querido mostrarse como perdedor.

“Si Sánchez no quiere ni siquiera coger el teléfono a Rajoy que sea él el primero en intentar formar Gobierno y que se moje”, explica alainformacion.com un colaborador del presidente en funciones.

Cómo lo ha explicado Rajoy

En la comparecencia de Rajoy en Moncloa, el candidato del PP ha dado algunas pistas de por qué no se presenta a la elección: “No estoy en condiciones de presentarme a la investidura porque no solo no tengo todavía una mayoría de votos a favor sino que tengo una mayoría absoluta acreditada de votos en contra, 180 diputados como mínimo”, ha ddicho.

Rajoy tampoco descarta una lograr una mayoría suficiente: “Lo haré porque considero que la opción de gobierno que propongo es la mejor para España. Es la opción de la moderación. Tendría 250 diputados en el Congreso y ya la mayoría en el Senado. Es una opción que respode al sentir mayoritario de los ciudadanos que creen en la unidad de España, sobernía nacional, igualdad de españoles y consolidación de la recuperación económica y social que logramos en España así como en la creación de empleo”.

“Mantengo mi candidatura a la presidencia del gobierno pero todavía no tengo los apoyos para someterme a la investidura. Y no los tengo porque hemos conocido que esta mañana se ha presentado una propuesta de acuerdo que contaría con más votos a favor y menos en contra que la mia y no tendría ningun sentido que continúe preparando mi debate de investidura mientras otros preparan el reparto del gobierno”, ha añadido.