• Por el momento se sabe que es alguien que trabaja en solitario y le han puesto el apodo de “Daesh Hunter”, debido a su increíble precisión.
  • La última supuesta víctima del francotirador enmascarado es Neil Parakash, conocido como Abu Khaled al-Cambodi, que abandonó Australia para enrolarse en las filas de EI y se convirtió en un importante reclutador.

La Información/Susana Campos

La noticia sobre la muerte de Neil Parakash, conocido como Abu Khaled al-Cambodi, que abandonó Australia para enrolarse en las filas de los yihadistas en Siria e Irak en 2013, ha salido a la luz este fin de semana. La noticia, no ha sido por ahora confirmada por el gobierno australiano que si ha mencionado que la actividad ‘online’ de Prakash se redujo en los últimos días.

Sin embargo, más allá de su suerte, el asesinato de esta importante figura de Estado Islámico ha vuelto a poner en jaque a todos los yihadistas porque se cree que su muerte es obra del misterioso francotirador que está sembrando el terror entre los yihadistas.

El asesinato de Prakash podría estar relacionado con el de otros miembros de Estado Islámico que fueron asesinandos en el mes de enero en el bastión libio de EI, Sirte, según recoge el diario Mirror. La última supuesta víctima del francotirador enmascarado fue el responsable de Estado Islámico en Libia, Abdulah Hamad al Ansari, que recibió un disparo cuando salió de una mezquita en la mencionada ciudad.

Anteriormente, se señaló al sudanés Hamad Abdel Hady, conocido como Abu Anas al Muhajer, y otro supuesto líder del EI, Abu Mohamed al Dernawi, como víctimas del francotirador ya conocido como “Daesh Hunter”.

Por el momento se sabe que es alguien que trabaja en solitario y le han puesto el apodo de “Daesh Hunter”, debido a su increíble precisión.Según public IB Times, “el francotirador es un pistolero solitario de la cercana ciudad de Misrata, pero los activos operativos estadounidenses en el área, con sus ataques aéreos han matado a militantes islamitas en la zona. Así que se cree que se trata de un americano de las fuerzas especiales.”

Neil Parakash se convirtió en una figura clave dentro de de la organización terrorista ya que en poco tiempo se convirtió en uno de los principales reclutadores de EI. Se cree que establecía contactos con los jóvenes a través de las redes sociales para convencerlos de enrolarse a sus filas. Además, era conocido por sus constantes amenazas a Australia, su país de origen.