EFE

Tras varios días de incertidumbre, finalmente el mediador de la Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha mantenido en Ginebrasu primera reunión con los representantes de la oposición siria, con el fin de involucrarles en las negociaciones de paz que buscan acabar con la guerra civil que sufre el país desde hace cinco años.

De Mistura y los representantes de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), una alianza de la oposición política y armada que representa a una docena de grupos sirios en las conversaciones que auspicia la ONU, ya mantuvieron un primer encuentro este domingo en un hotel, de manera informal, aunque la reunión celebrada en el Palacio de las Naciones de Ginebra es su primera entrevista oficial.

La delegación de la oposición siria quiere obtener medidas de ayuda humanitaria antes de abocarse realmente a un proceso de negociaciones con el régimen de Damasco, cuyos representantes ya se habían entrevistado el viernes con el emisario para Siria de la ONU, Staffan de Mistura.

Tras semanas de dudas sobre si unirse a las negociaciones auspiciadas por la ONU, el llamado Alto Comité de Negociaciones (ACN), una coalición de opositores y de representantes de grupos armados, decidió acudir el lunes a Ginebra.

Los opositores ya se reunieron con De Mistura el domingo pero de manera informal en un hotel, donde reiteraron sus demandas de medidas humanitarias concretas antes de empezar a negociar, entre ellas la liberación de civiles en manos del régimen.

Una de sus peticiones, la más “realizable” según una fuente diplomática citada por AFP, es la liberación de miles de civiles detenidos en cárceles gubernamentales  

El portavoz de la CSN, Salem Muslit, ha anunciado antes de la reunión en una entrevista con Efe que entregarán a De Mistura una lista con 3.800 nombres de mujeres y niños detenidos en cárceles del Gobierno sirio, aunque estima que el número total de esos prisioneros “debe ser diez veces mayor”. “Hay mujeres y niños detenidos en las cárceles del régimen sin razón, es muy difícil ver que hay mujeres embarazadas que dan a luz en la cárcel”, ha comentado.

El portavoz de la CSN ha defendido la representatividad de esta entidad y la capacidad de sus miembros de hacer cumplir en el terreno los compromisos que eventualmente asuman en estas negociaciones.

El grupo está encabezado por Asaad Al-Zoubi, mientras que el jefe negociador será Mohamad Alloush, cofundador del grupo armado Jaish Al Islam (Ejército del Islam). Esta es una de las facciones armadas más importantes de Siria y la que tiene mayor presencia en las afueras de Damasco, aunque Rusia rechaza su participación al considerarla una organización terrorista.