Agencias

El Juzgado Primero de Distrito pospuso por 30 días la audiencia final en la que se dictaría sentencia a los 22 inculpados en el incendio de la guardería ABC, donde 49 niños perdieron la vida y más de 106 resultaron heridos en junio de 2009.

Lorenzo Ramos, litigante del caso, explicó que la audiencia fue diferida a petición de 17 padres de familia asesorados por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), quienes solicitaron se prolongara por un mes más las conclusiones finales de este proceso penal con folio 126/2009.

“Esta es una decisión atípica por parte de un juez. Luego que en un proceso penal se agotó la averiguación previa, se rinden todos los elementos de prueba y se obtienen los testimoniales, se le entrega el expediente a un Ministerio Público Federal y en 30 días formula las conclusiones. Hoy (martes) era esa fecha y no se cumplió”, expuso el litigante.

Aunque la audiencia final se reprogramó para los días finales de marzo, añadió Ramos, la sentencia que recibirán los 22 inculpados no será para encarcelados porque en el que caso que se encuentre la comisión de delito en el siniestro del 5 de junio de 2009, éste fue tipificado como no grave y alcanza fianza.

Sobre esto, Julia Escalante, mamá de la niña Fátima, quien perdió la vida durante la tragedia, lamentó que el delito por el que se investiga a los señalados no haya sido reclasificado como grave y por este motivo se evite la encarcelación de los responsables.

“Ya sabemos que todos van a quedar exonerados o libres bajo fianza por la muerte de nuestros hijos; lo que ocurrió no tuvo las consecuencias legales que se esperaban”, acusó.

En este proceso legal se encuentran inculpados los propietarios de la guardería, el extitular de la Unidad Estatal de Protección Civil Willebaldo Alatriste Candiani, el comandante de Bomberos Roberto Copado; así como las maestras y enfermeras de la estancia infantil