Reuters

Médicos sin Fronteras (MSF) pidió el jueves una investigación independiente sobre los ataques aéreos que mataron a 25 personas en un hospital apoyado por la ONG en el norte de Siria, y aseguró que probablemente los bombardeos fueron realizados por la coalición liderada por el Gobierno.

La doctora Joanne Liu, presidenta internacional de la organización, dijo que el relato de miembros de su personal que sobrevivieron al ataque contra el hospital en Idlib lleva a pensar que las fuerzas sirias y rusas están involucradas.

“Decimos probablemente porque no tenemos más datos que las explicaciones de nuestro equipo”, dijo Liu en una rueda de prensa. “La única cosa predominante en la región es la coalición liderada por el Gobierno sirio”, añadió.

MSF dijo que no ha ofrecido las coordenadas de sus hospitales a las autoridades sirias o rusas, a petición del equipo de trabajadores de la organización.

(Reporte de Stephanie Nebehay. Editado en español por Rodrigo Charme)