WSJ/ Por Andria Cheng

Las medias de colores han afianzado su condición de prenda obligatoria en el vestuario masculino.

Por primera vez en más de una década, el crecimiento de las ventas de indumentaria para hombre superó el de ropa de mujer por segundo año consecutivo: en 2013 las ventas de prendas masculinas subieron 5% a US$60.800 millones, según la firma de investigación NPD Group. El crecimiento fue impulsado por un avance de dos dígitos en chaquetas, pantalones y medias.

Sin embargo, no se trata de los típicos calcetines blancos o negros. Las medias con diseños llamativos han resultado ser un segmento destacado en la moda masculina, impulsado por la demanda de marcas como Elite de Nike Inc., que vienen en varios colores y estampados, y suelen costar entre US$14 y US$18 por par.

“Pequeños pasos en el mercado masculino causan un gran impacto”, lo que lleva a los hombres a seguir la moda cuando una tendencia se impone, afirma Marshal Cohen, analista de la industria en NPD. La moda de los calcetines de colores para hombre comenzó en Europa y luego pasó a EE.UU., donde marcas grandes como Nike vieron una oportunidad.

“Lo que hizo Nike Elite fue dirigir la atención al negocio de mejores medias. Ya no se trata sólo de sacar un par blanco del cajón. Ahora tienen que ser estos calcetines. La tendencia que se originó con los consumidores dio lugar a la idea de engalanar el pie”.

Y fijar un precio más alto. El precio de venta promedio de un par de medias para hombre aumentó 24% entre 2011 y 2013, de US$1,76 a US$2,18, según el Servicio de Seguimiento del Consumidor de NPD Group.

No es sólo una tendencia deportiva. Otros minoristas y marcas, desde Ralph Lauren Corp. y Bloomingdale’s a Forever 21, han ofrecido calcetines de colores con distintos estampados.

La cadena estadounidense de supermercados Target afirma que ha registrado “un interés estable” desde que empezó a vender medias de moda en 2012.

“Los colores y los estampados vivos se han convertido en tendencias clave en la categoría de medias”, dice Matt Feniger, editor de ropa masculina en la firma de consultoría de tendencias WGSN. “Los hombres quieren expresar algo o tener cierta particularidad en su atuendo y, en especial para los que usan traje, un toque de color en los calcetines es la forma perfecta de lograrlo”.

Y el apetito de los hombres por la moda no muestra señales de que vaya a reducirse.

Se prevé que el gasto en indumentaria masculina siga superando anualmente el ritmo de crecimiento del de las mujeres durante los próximos cuatro años, según Euromonitor. Sus datos mostraron que las ventas de ropa de hombre, tras caer entre 2007 y 2009, han aumentado cada año desde entonces, superando la tasa de expansión de la femenina en tres de los cuatro últimos años.

“Más hombres (están) adoptando la tendencia de corte más ajustado”, indica Jane Hali, vicepresidenta de investigación de clientes de WGSN. Los minoristas y las marcas siguen “actualizando sus selecciones para incluir varias interpretaciones del estilo ajustado, lo que también les está dando más opciones a los hombres. Ellos no se fijan tanto en el precio como las mujeres. Pagan cuando la moda es atractiva”.

Nike, que presentó sus medias Elite para jugadores de básquetbol en 2008, ha indicado que los calcetines se han convertido en “un negocio considerable y muy rentable de US$100 millones” que está “creciendo rápidamente”.

“Todos los niños querían tener un par”, señala Matt Powell, analista de SportsOneSource, una firma que analiza la industria de la indumentaria deportiva. Powell agrega que otras marcas como Adidas y Under Armour también ofrecen calcetines deportivos de colores. “Es cuestión de moda. Todos intentan entrar en el juego, pero nadie ha tenido éxito destronando (a Nike)”.

Las ventas de medias deportivas aumentaron 22% el año pasado tras experimentar un incremento de 34% en 2012 y la participación de Nike en el mercado ha subido a 43% en lo que va del año, frente a 37% durante el mismo período del año pasado, apunta Powell.

“Los calcetines solían ser un commodity del negocio del baloncesto pero desarrollamos una nueva media innovadora”, aseguró en octubre Jayme Martin, ejecutivo de Nike, durante su reunión con inversionistas. “Los niños no están usándolos sólo en las canchas. Son moneda social. Es un ejemplo de cómo usamos grandes ideas en toda la organización para generar nuevo crecimiento”.