Agencias

El presidente boliviano Evo Morales aseguró que se respetarán los resultados del referendo para decidir si puede postularse a un nuevo mandato y pidió esperar los resultados finales, aunque el conteo preliminar lo da como perdedor.

El recuento oficial del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), tras escrutarse el 46 por ciento de los votos del referendo del domingo, le otorga 57 por ciento de rechazo a la reforma constitucional contra un lejano 42.66 por ciento de apoyo, aunque la página de consulta en internet sufría de constantes intermitencias. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) aclaró que este es el único resultado oficial.

De confirmarse la tendencia, sería la primera derrota electoral directa de Morales en sus 10 años en el poder, aunque en 2015 su partido perdió plazas clave en los comicios municipales. Ello le obligaría a entregar la banda presidencial a inicios de 2020, cuando termine su tercer mandato.

El OEP explicó que hoy o mañana habrá un resultado oficial al 90 por ciento.

“Vamos a respetar los resultados, sea el No o el Sí, siempre hemos respetado, esa es la democracia”, afirmó el mandatario en una conferencia de prensa ayer, en su primera aparición para comentar el tema.