Agencias

Un juez federal sobreseyó las causas penales que existían contra el subcomandante Marcos y otros 12 integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, derivado del levantamiento que protagonizaron el 1 de enero de 1994.

La resolución dictada por el juez Primero de Distrito en el estado de Chiapas, Marcos Dávila Rangel, señala que el sobreseimiento de la causa obedece a que venció el plazo legal para poder juzgar al subcomandante Marcos y a otros líderes zapatistas por los delitos de motín, terrorismo, rebelión y conspiración.

A Marcos también se le imputaban los delitos de portación y distribución de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, apología del delito y provocación de actos ilícitos.

Con esta resolución se cancelan las órdenes de aprehensión que existían contra el subcomandante Marcos y otros líderes zapatistas, las cuales fueron emitidas desde el 9 de febrero de 1995.