Fuente: Coordinación Prensa UMSNH

La investigación científica en las universidades se posiciona como la piedra angular para el desarrollo de indicadores de calidad, misma que repercute en la gestión de recursos ante las autoridades, afirmó el coordinador de la Investigación Científica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Raúl Cárdenas Navarro, durante la entrega de estímulos para equipamiento a 85 líderes formales de los Cuerpos Académicos de Calidad de la Casa de Hidalgo.

En ceremonia efectuada en la Sala de Exámenes Recepcionales del Centro de Información, Arte y Cultura (CIAC), Cárdenas Navarro recordó que una de las fortalezas de l Universidad Michoacana es la planta académica, sus profesores-investigadores que dan sustento a tres de las funciones fundamentales de la institución: docencia, difusión del conocimiento e investigación pertinente para el desarrollo tecnológico y científico de la sociedad.

Añadió que dentro de los esquemas de evaluación de programas de estudio, los resultados de la investigación de las universidades son un indicador de calidad imprescindible, además del número de publicaciones de los descubrimientos realizados en revistas científicas especializadas de alto impacto, libros y citas a los mismos.

En este rubro, la publicación de artículos científicos de divulgación, la Universidad Michoacana ocupa el séptimo lugar entre las universidades públicas del país, con más de 400 artículos publicados anualmente, de acuerdo a la base de datos bibliográficos de SCOPUS, detalló Cárdenas Navarro.

Acompañado en el presídium por el rector, Medardo Serna González, el secretario académico, Jaime Espino Valencia, el tesorero, Adolfo Ramos Álvarez y el secretario del Consejo de la Investigación Científica de la UMSNH, Alejandro Bravo Patiño, recordó que el año pasado, dos investigadores nicolaitas se sumaron a los nueve existentes dentro del nivel 3 en el Sistema Nacional de Investigadores (SIN): Carlos Cervantes Vega del Instituto de Investigaciones Químico-Biológicas y Claudio Rubén Fuerte Esquivel de la Facultad de Ingeniería Eléctrica.

Mencionó, que en el tema de productos de la investigación, la Casa de Hidalgo ha iniciado a mostrar indicadores de calidad de segunda generación al tener ya tres patentes de inventos que representan un importante impacto en el desarrollo tecnológico de la sociedad: la primera obtenida en el 2009 sobre levaduras fermentadoras para la elaboración de bebidas alcohólicas destiladas, obtenida por el investigador Jesús Campos García y su cuerpo académico; la segunda en el 2014, sobre un polímero foto luminiscente y la tercera en el 2015 sobre un geopolímero antibacterial  y sus métodos de elaboración (ambos materiales de construcción), desarrollados por el científico nicolaita Carlos Rubio Ávalos y su grupo de trabajo en la Facultad de Ingeniería Civil.

Reveló que existen otras tres solicitudes de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) hechas durante el 2015 y otras dos en elaboración que espera se aprueben este año.

Raúl Cárdenas Navarro adelantó que en breve se iniciarán talleres de acompañamiento administrativo para los profesores investigadores que deseen patentar algún descubrimiento, además de realizar estudios de patentabilidad y prospectivas de transferencia de tecnología.

Dio a conocer que los montos de apoyo entregados a cada cuerpo académico, corresponden a un cálculo en función del grado de consolidación del Cuerpo Académico y su número de integrantes hecho por el Consejo de la Investigación Científica.

En el uso de la palabra, el rector Medardo Serna González felicitó a los investigadores y les explicó que la intención de este estímulo es impulsar la investigación científica en la Casa de Hidalgo y promover su consolidación, no sólo para mantener y fortalecer indicadores comparativos entre instituciones e investigación, sino también como un reflejo del buen cumplimiento de las funciones sustantivas de la Universidad.

Destacó su papel como impulsores del desarrollo académico de la institución y los invitó a ser promotores entre sus compañeros docentes a consolidarse en cuerpos académicos, motivados no sólo por las razones expuestas por el Coordinador de la Investigación Científica, sino también porque la gestión de recursos para abatir las finanzas deficitarias de la Universidad -que el año pasado logró a 600 millones de pesos-, se facilita enormemente al demostrar que esos recursos no son una dádiva, sino un reconocimiento merecido a la labor que se realiza en las aulas y los laboratorios nicolaitas.

Agradeció a los presentes y a los integrantes de los de los 130 cuerpos académicos con que cuenta la Universidad Michoacana, -de los cuales 85 recibieron el estímulo a su labor proveniente de un remanente de los recursos extraordinarios obtenidos en el 2015 por ser considerados por el Conacyt en el nivel “de calidad”-, su labor diaria en la formación de una nueva generación de investigadores y los invitó a animar a sus compañeros docentes a conformar cuerpos académicos, como una forma de desarrollarse de mejor manera dentro de su carrera profesional.

Finalmente, Medardo Serna anunció que en breve se entregarán las promociones magisteriales del 2011, al referirse a los acuerdos en la mesa de trabajo con el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), al reconocer que si bien existe un retraso en ese punto de varios años, la presente autoridad universitaria está convencida de que debe redoblarse el esfuerzo por ponerse al día en este rubro, que responde directamente al esfuerzo hecho en el aula por los mentores nicolaitas.