Agencias

Un tribunal federal de última instancia confirmó la vigencia del protocolo de seguridad que la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) aplica para vigilar a Joaquín “El Chapo” Guzmán por ser un reo de alta peligrosidad, con el argumento de que obedece al interés general de la sociedad.

Al resolver un recurso de queja, el Tercer Tribunal Colegiado del Estado de México, concluyó que suspender la aplicación del protocolo de seguridad que incluye videovigilancia a las actividades del capo las 24 horas sería contrario al interés de la sociedad, y que la legalidad del protocolo se analizará al resolver el fondo del amparo.

El abogado José Refugio Rodríguez explicó que la resolución respeta las suspensiones que había otorgado un juez de amparo para que se le proporcione atención médica a su cliente, se respete su derecho a la visita íntima, se le permita convivir con otros internos y se entreviste con sus defensores.