Agencias

Kevin tuvo una corta y trágica vida. Victima de bullying extremo, Kevin murió en héroe al salvar dos vidas a cambio de la suya.

Kevin de Jesús Calderón Díaz, el estudiante de Emiliano Zapata que en 2014 fue atado de pies y manos con cinta canela y encerrado por sus compañeros de secundaria en una jaula, falleció ahogado en el Usumacinta tras salvar a su hermana y sobrino de las aguas del río.

Los hechos se registraron el lunes, cuando según testigos, Kevin, su hermana Natalia, de 15 años, y  su sobrino  Isaías de ocho, se bañaba en el caudal.

De acuerdo con Faustina Díaz Jiménez, madre de Kevin, los lugareños le avisaron que a los tres los atrapó un remolino cerca del embarcadero, y que uno de ellos se encontraba grave en el hospital general y otro había sucumbido entre la corriente del Usumacinta.

“Mi niño (Kevin) se ahogó, él andaba con mi otro niño (el nieto) y mi niña. Yo andaba trabajando y no sé qué pasó en el río. A mí apenas me avisaron de que estaba en el hospital uno de ellos, y ya lo vine a ver, y es mi nieto, que se lo llevaron a Villahermosa ahorita.

“Kevin es el que se ahogó y su cuerpo está desaparecido. Todavía no he ido a la orilla del río, pues apenas vengo del hospital”, dijo doña Faustina vía telefónica.

El cuerpo de Kevin fue encontrado ayer.

En julio de 2014, fotos y videos de este menor trascendieron desde las redes sociales hasta un programa televisivo internacional de talk show, luego de que sus compañeros de secundaria lo ataron de pies y manos con cinta canela, para luego meterlo en una jaula.