Agencias

¿Que lleva una madre a matar a sus tres hijas? Esta es la cuestión que se colocan muchos morelianos que iniciaron la semana con la noticia de la tragedia /horror vivido en una colonia popular de la capital michoacana.

Los detalles son de película de horror .Una maestra de primaria de la capital michoacana confesó haber matado a sus tres pequeñas hijas, a quienes golpeó con un martillo y después las asfixió, momentos después de jugar con ellas con toda la “normalidad”.

Martha Teresita “Ch.” dijo ante las autoridades que cometió el crimen para que sus hijas, de 3, 5 y 7 años de edad, respectivamente, no sufrieran cuando crecieran.

La “justificación”apunta para un cuadro psicológico grave que no fue detectado o que bien no fue considerado serio ni por familiares ni por el entorno laboral y vecinos. Las rupturas de la mente, las depresiones, la violencia familiar asociada, el deterioro de la personalidad se viven o como un secreto o como una cruz. Las declaraciones del procurador sobre la “sanidad mental” de la homicida sólo revelan la indiferencia y la ignorancia con que la sociedad trata a las cuestiones de salud mental . De ahí que no existan estructuras de diagnóstico, apoyo, de tratamiento, una cultura de la prevención, un sistema que permita a los individuos tener un apoyo y vivir sin llegar a estos extremos .

El procurador dijo esta tarde que en las primeras valoraciones, la docente no presentó ningún trastorno mental. Es probable que bajo de un punto de vista estrictamente legal tal sea el caso. Pero de un punto de vista médico, no. Y , seguramente bajo de un punto de vista de paz social, la ruptura del tejido comunitario que conlleva este tipo de comportamientos extremos es y será muy difícil de sobrepasar.  Estas son cuestiones que el paradigma únicamente retributivo de nuestra justicia penal no entiende y no puede abordar.

“Se le tomó su declaración y ella estaba consiente, congruente, ubicada en tiempo, en lugar. Se encontraba bien, fue concatenando cada uno de los hechos que fue realizando”, explicó.

“Ella refiere que ya tenía en mente privarlas de la vida. La justificación fue que no quería que cuando fueran grandes sufrieran y el día de ayer tomó la decisión después de encontrarse sola en su domicilio”, informó esta tarde el Procurador de Justicia en el Estado, Martín Godoy.

En entrevista, el funcionario dijo que el crimen se dio en una de las habitaciones del domicilio de la familia.

“Declaró que empezó a jugar con ellas y que tomó la decisión de golpearlas para que perdieran el conocimiento y posteriormente con su bufanda asfixiarlas”, detalló Godoy.

Los cuerpos sin vida fueron encontrados la tarde del lunes en el interior de la casa ubicada en Galeana 84, Col. Infonavit La Colina.

Las investigaciones indican que la mujer vivía con sus hijas y esposo, quien por laborar como ferrocarrilero se ausentaba con frecuencia.

La madre tenía estudios de licenciatura en Educación Primaria y en Odontología, por la Normal Urbana “Profesor Jesús Romero Flores” y por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, respectivamente.

Como maestra, obtuvo en 1998 la cédula 2700068 y se desempeñaba en la primaria “Isaac Arriaga” de esta ciudad, la cual tiene una población de 356 alumnos divididos en 14 grupos.

Al parecer, Martha Teresita estaba agremiada a la Sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La detenida será puesta a disposición de los tribunales en las próximas horas por el delito de homicidio calificado.