Fuente: El Diario

Han pasado cuatro semanas desde la llegada de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera al Cefereso 9 Norte de Ciudad Juárez y la sobrevigilancia dentro y fuera del penal es extrema.

El dispositivo de seguridad fue reforzado desde la semana pasada con elementos de la Secretaría de Marina (Semar), cuya tarea es resguardar al narcotraficante hasta el momento de su extradición a Estados Unidos, según dieron a conocer jefes policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Desde su arribo a esta frontera, el pasado 7 de mayo, Guzmán Loera ha permanecido  aislado en una celda de máxima seguridad, escoltado por elementos de las fuerzas federales y observado las 24 horas del día por una red de cámaras, de acuerdo con información proporcionada por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (Oadprs).

La sobrevigilancia por aire y tierra es permanente y se observa a miles de metros a la redonda del reclusorio, ubicado en el kilometro 33 de la carretera Panamericana.

A un mes de la llegada de Guzmán Loera a Ciudad Juárez, el Gobierno federal no ha publicado imágenes del reo durante su estancia en el Cefererso 9 Norte. Mientras que trabajadores del penal, entrevistados por El Diario, manifestaron que sólo saben dónde se ubica la celda del narcotraficante, pero nunca lo han visto.

Familiares y abogados de “El Chapo” denunciaron desde un inicio que su reubicación del penal del Altiplano, al de Ciudad Juárez, fue una violación de la autoridad federal a los derechos humanos del reo.

Además de señalar las condiciones de asilamiento que presuntamente sufre el interno y la insalubridad que vive dentro de su celda.

Andrés Granados Flores, abogado del líder del Cártel de Sinaloa, dijo esta semana que Emma Coronel Aispuro, esposa del narcotraficante, estuvo el pasado domingo en el Cefereso 9, de donde salió molesta por el presunto maltrato que se le da a su pareja.

Ante esta situación, anunció la llegada a esta frontera de un visitador de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que verifique las condiciones de aislamiento en las que mantienen a su cliente.

La llegada del narcotraficante a la ciudad prendió la alerta entre las corporaciones policiacas locales, pues con la presencia del líder del Cártel de Sinaloa en una plaza dominada por sus rivales: el Cártel de Juárez, se preveía un posible incremento de la violencia.

Archivos periodísticos indican que el mes con más homicidios en lo que va del año es mayo,  con 38, y que el día con más asesinatos fue el pasado 7 de mayo, con cuatro, y que coincidió con la llegada al Cefereso 9 Norte de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.

Jefes policiacos locales confían en que el narcotraficante sea reubicado de la ciudad, pues su presencia en esta frontera representa un peligro de que repunten los hechos violentos, según comentaron a condición del anonimato.

De acuerdo con la defensa de “El Chapo”, él permanecerá en Ciudad Juárez hasta que se defina su extradición, para la cual no hay una fecha oficial.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) autorizó el pasado 20 de mayo la extradición de Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos.

En un comunicado, la cancillería informó “que fueron notificados al señor Joaquín Guzmán Loera en el interior del Centro Federal de Readaptación Social Número 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, los acuerdos por los cuales el Gobierno de México concede su extradición internacional al Gobierno de los Estados Unidos de América”.

Lo anterior “para ser procesado ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y ‘lavado de dinero’”.

Además, “ante la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California, por el cargo de asociación por importar y poseer con la intención de distribuir cocaína, en virtud de que las solicitudes de extradición presentadas por el Gobierno estadounidense, cumplen con todos y cada uno de los requisitos previstos en el Tratado de Extradición entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América”.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó en su momento que el traslado de Guzmán Loera al Cefereso 9 forma parte de la estrategia de seguridad implementada de septiembre a la fecha, en la cual han rotado a más de 7 mil 400 internos en todo el país.

fchavez@redaccion.diario.com.mx