Fuente: I-D / Por Hannah Ongley

Este artículo fue publicado originalmente en i-D US.

“A las mujeres deberían pagarles y respetarlas igualitariamente”, dice Emma Stone en el tráiler de Battle of the Sexes. La película está basada en el legendario partido de tennis entre Billie Jean King y Bobby Riggs, y tristemente esto aún es cierto cuatro décadas después.

Al final de cuentas, no es sólo el presidente de Estados Unidos quien tiene percepciones anticuadas sobre la igualdad de género. (Aunque en los últimos meses, Donald Trump se las ha arreglado para retirar las protecciones a la paga justa y triplicar la brecha salarial de la Casa Blanca). Las llamadas ‘élites de la costa’ también tienen problemas enormes cuando se trata de género y salarios. Jennifer Lawrence, Natalie Portman, y Meryl Streep recientemente hablaron sobre el problema de paridad de Hollywood, al igual que lo hizo Emma Stone mientras hablaba sobre Battle of the Sexes. Aunque resulta que sus co-estrellas masculinas han sido históricamente más asombrosas que los ejecutivos de Hollywood.

“En mi carrera hasta ahora, ha sido necesario que mis co-estrellas masculinas tengan un recorte salarial para que yo pueda tener paridad con ellos. Y eso es algo que hacen por mí porque sienten que es lo correcto y lo justo”, Stone le dijo a Out. Considerando que su co-estrella en La La Land Ryan Gosling puede ganar hasta $7 millones de dólares por una película indie, estamos hablando de un acuerdo muy importante. La actriz explicó que la necesidad de que los hombres alcen la voz es algo que a menudo es ignorado, y que el hecho de que sus co-estrellas estén dispuestas a reducir sus salarios es algo que en realidad “cambia mi presupuesto para el futuro y cambia mi vida”.

Stone también señaló los paralelos entre Battle of the Sexes y la elección presidencial de Estados Unidos. “Comenzamos a filmar en la primavera de 2016, cuando aún había mucha esperanza en el ambiente, y fue muy interesante ver a este hombre —este hombre narcisista, enfocado en sí mismo, y constantemente aumentando la tensión— enfrentándose a esta increíble y calificada mujer”, dijo, comparando el resultado de la elección con un muy mal sueño. “Esos paralelos tienen sentido para mí —el problema de la paga equitativa tiene mucho sentido para mí”.”

La paridad financiera no es el único problema de las mujeres expuesto en Battle of the Sexes. El partido ocurrió cuando la Suprema Corte de los Estados Unidos tomó la histórica decisión del caso Roe contra Wade que ahora está siendo cuestionada casi medio siglo después. Y el interés amoroso de Stone en el filme es la estilista de peinado quien después expuso a King como lesbiana, causando que perdiera contratos lucrativos, recordándonos que la discriminación laboral para la gente LGBTQ aún hoy en día es un problema. Al menos las mujeres están arrasando en la pantalla en este momento, aunque no lo hagan en el aspecto salarial.

Más de i-D: Más allá de salir del closet: 5 filmes sobre la experiencia queer contemporánea

CreditsTexto Hannah Ongley