Associated Press

Mientras fue presidente de Perú (2011-2016), Ollanta Humala criticó la cárcel en la que cumple una condena el exmandatario Alberto Fujimori: dijo que era una prisión privilegiada y aseguró que albergaba al “preso más caro del Perú”. Quizá nunca imaginó que podría estar encarcelado ahí.

Humala –arrestado mientras lo investigan por posibles delitos ligados al caso Odebrecht– fue enviado ayer a este sitio, donde Fujimori está sentenciado a 25 años por asesinato y corrupción.

Su esposa Nadine Heredia, también está presa y fue trasladada a una cárcel común de mujeres al sur de la capital que alberga a cabecillas de Sendero Luminoso, narcotraficantes e integrantes del crimen organizado.

Las televisoras mostraron cómo Humala, de 55 años, llegó en un helicóptero hasta un campo de futbol cercano a la prisión donde hace una década Fujimori (1990-2000) cumple prisión como reo solitario. Luego subió a una camioneta rodeado de una decena de agentes armados con fusiles e ingresó a la cárcel.

El jefe de las prisiones, Carlos Vásquez, dijo a la prensa que Humala y Heredia, de 41 años, tienen un régimen especial que implica que no podrán ver a otros reos y que su seguridad está garantizada.

Vásquez comentó que el régimen carcelario que se le aplica a Humala y Heredia, considerada entre 2011 y 2016 como la pareja más poderosa del país, es el de una ley penal para miembros del crimen organizado.