Fuente: Reforma

El PRI en Cámara de Diputados garantizó canalizar 10 mil millones de pesos para la bolsa de reconstrucción de un fondo que no fue propuesto por el Ejecutivo federal para 2018.

César Camacho, coordinador parlamentario, señaló que a la bolsa inicial de 39 mil millones que se requieren para reconstrucción de vivienda, de escuelas y de infraestructura cultural, se podrán disponer de los recursos del llamado fondo de los moches.

Recordó que ese fondo no está propuesto en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2018, pero que como cada año se ha incorporado el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Municipal, por las negociaciones entre bancadas, se estaba considerando.

Dijo que en años anteriores, ese dinero “salía de algún lado”, por lo que ahora, en lugar de aprobar el fondo para que los diputados etiqueten recursos para sus localidades, la bolsa prevista irá al fondo de reconstrucción.

“Son recursos que ascienden alrededor de 10 mil millones de pesos y que no son pocos, que además son de la gente y que deben devolverse a la gente. Estarán disponibles para que el Gobierno los aplique en favor de los damnificados”, mencionó en conferencia de prensa.

Aunque ha sido un fondo que la mayoría de los grupos parlamentarios han aprobado, incluido el PRI, Camacho señaló que el tricolor lo usó para las gestiones de los diputados y que fueron otros los que cometieron irregularidades con ellos.

“Nosotros denunciamos en su momento los moches de los mochos, porque fueron legisladores de otras bancadas a quienes se les sorprendió en ese manejo ilícito”, dijo en alusión a los diputados del PAN.

El coordinador del PRI anunció una adición al artículo 85 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para poner un candado que impida repetir la creación del fondo de moches.

Con una nueva fracción tercera, se agregará que los recursos federales no podrán ser transferidos a fondos a disposición a legisladores que intervinieron en su asignación.

Se pretende, dijo, impedir en el presente o futuro haya el intento de crear algún fondo que pueda ser operado por legisladores.

“No se busca limitar la facultad del Ejecutivo para proponer presupuesto, sino impedir disposición de recursos que ellos mismos (los diputados) asignaron”, dijo.

Aseguró que se blinda la intención de crear un fondo similar, con una prohibición expresa en el decreto presupuestal.