Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido anunciaron el viernes su respaldo al Gobierno español en su disputa con los separatistas catalanes y aseguraron que no reconocerán la independencia de Cataluña.

El Parlamento catalán declaró la independencia de Cataluña de España, cuyo gobierno respondió minutos después logrando que el Senado aprobara la imposición de un mandato directo sobre la región.

El primero en pronunciarse ante la declaración unilateral de independencia (DUI) fue el Departamento de Estado de Estados Unidos, que aseguró que apoya las medidas de Madrid para mantener la unidad del país.

“Cataluña es una parte integral de España y EEUU apoya las medidas constitucionales del gobierno español de mantener a España fuerte y unida”, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert.

En lo referente a Alemania, el portavoz gubernamental Steffen Seibert dijo que Berlín observa con preocupación la situación, al tiempo que destacó que la DUI viola los principios de soberanía e integridad territorial de España.

“El gobierno alemán no reconoce esta declaración de independencia”, afirmó, agregando que Berlín respalda la “posición clara” del presidente español, Mariano Rajoy. “Esperamos que todos los implicados usen las posibilidades restantes de diálogo”, agregó.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, también expresó su apoyo a Rajoy en la crisis catalana En España hay un Estado de Derecho con reglas constitucionales. Mariano Rajoy quiere que se respeten esas reglas y tiene mi apoyo completo”, comentó el mandatario a periodistas durante una visita a la Guayana Francesa.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que acompañaba a Macron, indicó también que es importante evitar divisiones y “fracturas” en el seno de la UE.

“No quiero una situación en la que mañana la Unión Europea esté compuesta por 95 estados diferentes. Debemos evitar divisiones, porque ya tenemos suficientes divisiones y fracturas y no necesitamos más”, comentó Juncker.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó antes en Twitter que “para la UE no cambia nada. España sigue siendo nuestro único interlocutor”.

El Ejecutivo británico también expresó su negativa a reconocer la independencia catalana.

Algunos gobiernos de América Latina pidieron que España se mantenga unida.

“El Gobierno colombiano ha estado siempre acompañando al Gobierno de España, respaldando la posición del Gobierno de España, queremos una España unida, eso es lo que a España le conviene y al mundo le conviene”, dijo el presidente Juan Manuel Santos a periodistas.

En tanto, la cancillería argentina sostuvo que espera que “a través del diálogo” se restablezca “la legalidad y el orden constitucional, garantizando los derechos y libertades de todos sus ciudadanos y la unidad e integridad territorial del Reino de España”.

Reporte de David Alexander, Paul Carrel, Ronan Lietar y Stephen Addison. Reporte adicional de Luis Jaime Acosta en Bogotá y Nicolás Misculin en Buenos Aires.; Editado por Carlos Serrano y Javier Leira