Merkel muestra disposición a nuevas elecciones tras colapso de negociaciones

 Reuters/ Por Paul Carrel y Gernot Heller

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que preferiría una nueva elección a gobernar con una minoría luego de que fracasaron las negociaciones para formar una coalición gobernante de tres bandas, pero el presidente dijo a los partidos que deben a los votantes la formación de un gobierno.

El mayor obstáculo para un acuerdo fue la inmigración, dijo Merkel, quien se vio obligada a entablar negociaciones tras perder mucho apoyo en las elecciones del 24 de septiembre a manos de la extrema derecha, en una reacción a su decisión del 2015 de permitir la entrada de un millón de inmigrantes.

El colapso de las discusiones exploratorias entre su bloque conservador, la formación liberal proempresarial Partido Democrático Libre (FDP) y los ecologistas de Los Verdes aumenta la posibilidad de nuevas elecciones y siembra la duda sobre el futuro de Merkel tras 12 años en el poder.

Merkel, de 63 años, dijo que era escéptica sobre gobernar en minoría y dijo al canal de televisión ARD: “Mi punto de vista es que unas nuevas elecciones serían el mejor camino”. Sus planes no incluyen ser canciller en un gobierno de minoría, dijo tras reunirse con el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Por su parte, Steinmeier dijo que Alemania enfrenta su peor crisis de gobierno en 68 años de historia de democrática tras la Segunda Guerra Mundial y presionó a todos los partidos en el Parlamento “a servir a nuestro país” y tratar de formar un gobierno.

Sus comentarios parecieron dirigidos al FDP y la Unión Social Cristiana (SPD), que el lunes descartaron renovar su “gran coalición” con los conservadores.

“Dentro de nuestro país, pero también fuera, en particular en nuestro vecindario europeo, habría preocupación y una falta de comprensión si los políticos del país más grande y económicamente más fuerte (en Europa) no estuvieran a la altura de sus responsabilidades”, afirmó Steinmeier en un comunicado.

La intervención de Steinmeier sugiere que considera que unas nuevas elecciones -deseadas por la mitad de los votantes alemanes según un sondeo- son el último recurso. Tras sus fuertes pérdidas en septiembre, el SPD se ha ceñido hasta el momento a su promesa de no volver a integrar una coalición amplia con Merkel de centroizquierda y centroderecha.

Merkel instó al SPD a reconsiderar. “Espero que consideren de manera muy intensa si deben asumir la responsabilidad” de gobernar, dijo a la emisora ​​ZDF, y agregó que no veía motivos para renunciar y que su bloque conservador entraría en cualquier nueva elección más unido que antes.

Reporte adicional de Joseph Nasr, Michael Nienaber, Andreas Rinke y Andrea Shalal en Berlín, Guy Faulconbridge en Londres, Gabriela Baczynska en Bruselas; Escrito por Paul Carrel. Editado en español por Rodrigo Charme y Carlos Serrano